CFK freezó a "Vino Caliente"

Cristina se reunió con la agroindustria y complica la aspiraciones de Juárez por volver

La ex presidenta y actual vice recibió en el día de ayer al presidente de CIARA para dialogar sobre el futuro de las exportaciones, Fernández de Kirchner sufrió un paro de 15 días liderado por "Vino Caliente" para negociar tarifas en 2011.


Roberto Domenech (CEPA), la vicepresidenta Cristina Kirchner, Gustavo Idìgoras (Ciara Cec) y José Martins, de la Bolsa de Cereales

El Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), que integran más de 40 entidades ligadas a la agroindustria, se reunió esta tarde en el Senado con la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, y le presentó su plan para que la Argentina pase de exportar US$65.000 a 100.000 millones de dólares y pueda generar 700.000 nuevos empleos.

El CAA está integrado por entidades del gremialismo rural -menos la Sociedad Rural Argentina (SRA)-, entidades de las cadenas de valor, exportadores, bolsas de cereales y la Mesa de las Carnes, entre otras organizaciones. Su vocero institucional es el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins, que concurrió acompañado por Roberto Domenech, presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), y Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC).

Juárez lideró el paro sindical más brutal realizado contra el gobierno Cristina Kirchner, acompañado de la CGT San Lorenzo en febrero de 2011 con el bloqueo de todas las agroexportadoras por más de 15 días generando así que el país deje de recibir divisas por exportaciones, uno de los principales activos nacionales con el agravante de que el país venía acumulando una recesión producto de la crisis global de 2009 luego de la caída del banco Lehman Brothers.

Foto de 2011 luego de los 15 días de paro

 

Fernández de Kirchner que tenía como aliado a uno de los enemigos declarados de Herme Juárez, el sindicalista Omar “Caballo” Suarez, comenzó luego del paro una estrategia de desgaste contra “Vino Caliente”. La Cooperativa y el SUPA no pudieron imponer más aumento de tarifas en dólares desde esa pelea, Juárez pasó de ser quien imponía las condiciones en cada negociación con las agroexportadoras a ensayar discursos que justifiquen ante la opinión pública y los trabajadores porque aceptaba mansamente el porcentaje de aumento en pesos que fijaban los clientes.

La agroindustria es sin dudas el único oasis productivo que puede ayudar a que el país pueda recuperarse de la crisis que arrastra desde la gestión de Mauricio Macri y agravada por la pandemia del Coronavirus, esto complica las pretensiones de Juárez por volver a conducir los destinos del sindicato de estibadores, ya que el ex presidente de la Cooperativa no es un hombre de confianza para nadie en la política Argentina por su comportamiento caprichoso y sus movimientos poco orgánico para los intereses del kirchnerismo.

 

 

Comentarios