Cristina y Mujica se reunirán en Brasilia por el conflicto por el dragado

La presidenta y su par uruguayo dialogarán en la cumbre del Mercosur sobre el escándalo por supuestos casos de corrupción en el manejo del canal Martín García


La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, y su par uruguayo, José Mujica, aprovecharán la cumbre del Mercosur, a realizarse el 31 de julio en Brasilia, para dialogar acerca de la polémica por las supuestas irregularidades cometidas para renovar la concesión de la empresa holandesa Boskalis-Riovía en el dragado del canal Martín García del Río de la Plata.
El propio Mujica se encargó de informar de su reunión con Cristina. El sábado, el canciller Héctor Timerman confirmó que él, personalmente, le pidió a su par uruguayo, Nicolás Almagro, que presentara una denuncia penal “contra cualquier persona que, para ellos, haya cometido un ilícito o hubiera incurrido en tentativa de cometer un ilícito”. El mismo pedido le hizo al embajador itinerante uruguayo, Julio Baraibar. Hasta ahora los funcionarios uruguayos no presentaron ninguna denuncia en la justicia, publicó Tiempo Argentino.
Las presuntas maniobras cometidas por los representantes de la Argentina en la Comisión Administradora del Río de la Plata fueron mencionadas en un informe del Tribunal de Cuentas uruguayo. Basado en información “secreta”, a la que no pudieron acceder los funcionarios argentinos, el informe del Tribunal de Cuentas generó interpretaciones contradictorias. La auditoría decía que el procedimiento de la prórroga de la concesión a Riovía SA generaba “dudas”. También señalaba que los representantes argentinos habían dilatado el trámite para favorecer a la empresa holandesa con “manejos desprolijos”. Sin embargo, cuando el informe comenzó a trascender en los medios, el gobierno uruguayo reconoció que “desde el punto de vista jurídico no existía, siquiera, la apariencia de un delito”.
Timerman adelantó cuál será la posición argentina en el debate por el dragado. “La Argentina no va a aceptar ninguna resolución hasta que Uruguay presente las pruebas de los supuestos casos de corrupción o se disculpe públicamente”. Eso significa que, más allá del pedido de Almagro, la Argentina mantendrá firme su decisión de excluir a Riovía sin preocuparse por los supuestos efectos jurídicos de impedir su participación en el concurso de precios.
Fuente: Diario24

Comentarios