¿Cuál será el futuro de la refinería de Oil Combustibles por la crisis desatada en el Grupo Indalo?

La venta al fondo inversor OP Investments desató planteos judiciales que pone en riesgo la continuidad de las 170 sociedades del holding. Sin embargo, desestiman cualquier conflicto en la petrolera sanlorencina


La venta del Grupo Indalo al fondo inversor OP Investments desató un complejo entramado de vericuetos judiciales que no solo ponen en riesgo la operación, sino que también compromete la continuidad de muchas de las 170 sociedades que integran el holding, entre ellas la reconocida productora “Ideas del Sur” que tiene a Marcelo Tinelli como emblema.

Precisamente, el famoso conductor fue uno de los primeros en recurrir a la justicia para plantear la nulidad de dicha transacción, habida cuenta que posee una acrecencia millonaria (u$s 30.000.000), producto de la falta de pago pro la venta de su productora y sueldos atrasados desde el año pasado, que los nuevos dueños, desconocen.

Oil Combustibles también forma parte de la red de empresas de Grupo Indalo, pero por el momento no se encontraría afectada por esta crisis, ya que transita un proceso de convocatoria de acreedores por una millonaria deuda que mantiene con el fisco hasta tanto la  Corte Suprema de Justicia de la Nación resuelva el expediente principal del concurso.

En ese contexto, desde la petrolera aseguran que la operatoria continúa de modo normal. Estamos realizando acciones promocionales y trabajando en una propuesta innovadora; además estamos proyectando el plan de trabajo del año próximo”, revelaron.

Las afirmaciones apuntalan lo informado por los flamantes compradores, quienes expresaron a través de un comunicado que la adquisición “tiene por objeto generar valor, lograr la sustentabilidad a largo plazo, invertir en la expansión de los negocios estratégicos, garantizar la fuente de trabajo de sus aproximadamente 4.000 empleados directos y 8.000 indirectos, y atender a las obligaciones fiscales y previsionales con la AFIP y demás deudas existentes”.

Los expendedores que conforman la red de estaciones de servicio, en tanto, aguardan mayores definiciones sobre el devenir del conflicto, pero no obstante admiten el normal cumplimiento de la obligación principal, que es la provisión regular de combustibles.

Desde la refinería de la compañía, instalada en San Lorenzo, la actividad también es la habitual, y si bien no hay una palabra oficial, sus trabajadores asegurar que no se registran cambios que alteren el ritmo normal de producción.

Más allá de la importancia logística, la petrolera genera alrededor de 450 puestos de empleo, una cifra más que importante que, por el momento, nada hace prever que corran algún riesgo.

Así y todo, una duda que corre por todos quienes integran la cadena productiva y de comercialización de Oil es el posible daño en su imagen que toda esta crisis pueda producir

Sin embargo plantea una duda en referencia al perjuicio por la exposición de la imagen de la petrolera.

“El prestigio de la marca es un valor esencial en los contratos de distribución, al punto de que inclina al operador a adherir o no a un proveedor, y hace al resultado comercial de ese vínculo. Según este principio, si la marca sufre un daño consecuente al obrar de su titular o custodio, se podría pensar en un incumplimiento que habilite una rescisión”, puntualizó Fabián Tobalo, asesor legal de la Federación de Entidades de Combustibles, y un especialista en estos temas.

Fuente: elsurtidor.com

Comentarios