Fallo en Tribunales

Cuatro años de cárcel por portación de arma de alto poder de fuego

Dos años atrás le secuestraron una pistola 11.25 que suelen utilizar fuerzas militares y policiales, cuando estaba por subirse a un remis en Puerto San Martín. También llevaba 20 bolsitas de cocaína pero en el fuero federal lo condenaron por tenencia y no por comercialización.


Adrián Ezequiel Miño fue condenado a cuatro años de prisión efectiva por portación ilegítima de arma de fuego de guerra. Dos años atrás había sido detenido por personal policial cuando intentaba escaparse en un remis de la zona de Ruta 11 y Maipú, en Puerto San Martín. En el procedimiento secuestraron 20 bolsitas de cocaína, una pistola 11.25 de alto poder de fuego que suelen usar fuerzas militares y policiales, dos cargadores del mismo calibre con 6 y 7 proyectiles intactos, y la suma en efectivo de 11.205 pesos.

En el fuero federal, Miño de 30 años firmó un juicio abreviado sólo por tenencia de estupefacientes y no por comercialización. En la investigación penal, el fiscal Leandro Lucente le atribuyó el hecho ocurrido el 5 de septiembre de 2018, aproximadamente a las 13.30 horas de Ruta 11 y Maipú, cuando al notar la presencia policial detuvo un remis y arrojó una campera adentro del vehículo. Los efectivos lo divisaron y procedieron a su demora cuando estaba subiendo al vehículo de alquiler.

Esta semana se conocerán los fundamentos del juez Carlos Gazza en relación a la pena de cuatro años de prisión efectiva por portación ilegítima de arma de fuego de guerra.

Comentarios