Informe SL24

De la amistad al drama: a Pipi lo baleó en la cabeza su amigo y concuñado Toto

Se conocieron detalles escalofriantes del hecho ocurrido en Capitán Bermúdez. Facundo "Pipi" Rodríguez y Pablo "Toto" L. eran íntimos amigos y hasta compartían parentesco político


Facundo “Pipi” Rodríguez y Pablo Ariel “Toto” L. eran íntimos amigos. Trabajaban juntos e incluso compartían parentesco político: fueron concuñados. Hasta que un conflicto estalló la madrugada del martes de la semana pasada, en Villa Margarita de Capitán Bermúdez. Aseguran que Toto, enfurecido por una diferencia laboral, le apuntó a Pipi con una pistola calibre 22 y le disparó en la cabeza. La bala quedó alojada en el cráneo del bermudense de 19 años. Y a una semana del hecho, Pipi sigue peleando por su vida en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, mientras que Toto quedó preventivamente en prisión por 30 días, según lo resuelto por el juez Juan José Tutau en la audiencia imputativa.

El fiscal Maximiliano Nicosia lleva adelante la investigación e imputó a Toto por homicidio agravado por uso de arma de fuego en grado de tentativa. El jueves pasado, personal de la Agencia de Investigación Criminal arrestó a Pablo Ariel L. de 24 años en su casa de Francia al 300, en Villa Margarita. La detención del sindicado autor del disparo que dejó en grave estado a su amigo Pipi Rodríguez se demoró a raíz de declaraciones dispares e incoherentes de testigos del hecho sobre lo sucedido aquella medianoche del martes 1º de septiembre, señalaron fuentes policiales.

El miércoles por la noche, uno de los declarantes se presentó espontáneamente en la Comisaría 2° de Capitán Bermúdez y se quebró: manifestó que todo lo narrado durante los testimonios anteriores habían sido falsos y acusó a Toto como el autor del disparo que dejó agonizante a su amigo Pipi en el Hospital Eva Perón, ampliaron voceros.

Según dijeron, Toto declaró ante el fiscal Nicosia que estaba jugando con el arma y que la misma era prestada. No obstante en el allanamiento del jueves pasado de la AIC, secuestraron elementos de interés para la causa pero no reportaron haber encontrado la pistola con la que le disparó en la cabeza a su amigo.

Mientras tanto, Pipi Rodríguez continúa en cadena de oración y luchando por su vida en el Hospital Eva Perón. Le practicaron una traqueotomía y continúa con respirador artificial, indicaron. También le realizaron una tomografía de cráneo, cuyo resultado se conocerá en estas horas. A una semana del escalofriante hecho, al bermudense de 19 años también le suministran antibióticos a causa de una neumonía, informaron.

Comentarios