Cámara de Apelaciones

De perpetua a libertad: lo condenaron por el femicidio de su pareja y ahora lo absolvieron

Se trata de Cristian Alberto Cabrera, quien en noviembre de 2021 había sido llevado a juicio por el crimen de Florencia Coria, la mujer de 27 años que murió con el 90 por ciento del cuerpo quemado tras haber sido rociada con alcohol y prendida fuego.

Tres jueces de Cámara de Apelaciones de Rosario absolvieron ayer a Cristian Alberto Cabrera, el hombre que había sido condenado a prisión perpetua por el femicidio de Florencia Coria, la mujer de 27 años -madre de dos hijos- que murió en enero de 2020 en el Heca con el 90 por ciento de su cuerpo quemado. En el juicio celebrado en noviembre de 2021 en Tribunales de Villa Constitución, testimonios y pruebas acreditaron que el hombre de 45 años había rociado con alcohol y prendido fuego a su pareja.

En polémica resolución, los camaristas Carina Lurati, Gustavo Salvador y Georgina Depetris le concedieron ayer la absolución de culpa y cargo a Cabrera, condenado en primera instancia a la pena de prisión perpetua, confiaron voceros judiciales.

Florencia agonizó diez días en el Heca a raíz de las graves quemaduras sufridas. El ataque se produjo el 29 de diciembre de 2019 en la localidad de Villa Constitución y un día después, Cabrera fue imputado por tentativa de femicidio, ya que su ex pareja no falleció en el momento sino diez días más tarde, el 8 de enero de 2020.

Pese a la gravedad de la acusación, un juez le negó a la Fiscalía que el imputado cumpla la prisión preventiva de manera efectiva en una cárcel, tras concederle que lo haga en forma domiciliaria. Pero apenas se enteró de la muerte de Florencia, Cabrera se fugó y fue recapturado en la ciudad de Pérez.

En noviembre de 2021 se llevó a cabo el juicio en los tribunales de Villa Constitución y los jueces Griselda Strólogo, Álvaro Campos y Carlos Gazza condenaron a Cabrera a la pena de prisión perpetua por los delitos de homicidio doblemente calificado por el vínculo y femicidio en calidad de autor, ambos en concurso ideal.

El tribunal entendió que el femicidio se produjo en un contexto de violencia de género, ya que mediaba una relación de pareja entre ambos y sometimiento de larga data.

Florencia se casó con Cabrera a fines de 2015, cuando ya era madre de un niño. Luego ambos tuvieron una hija. Según allegados a la víctima, la violencia de género estuvo siempre presente en la vida de Coria, incluso el día de su boda cuando la mujer radicó la primera denuncia contra Cabrera por los golpes que le propinó.

Cuatro años después, el 29 de diciembre de 2019, Cabrera llevó a Florencia envuelta en una sábana al Samco de Villa Constitución con casi todo el cuerpo quemando. El hombre declaró en ese momento y en todas las instancias posteriores que la mujer se había autolesionado.

No obstante, una pericia producida durante la investigación probó que el tipo de lesiones que tenía Florencia eran “compatibles con la intervención de un tercero” y que “difícilmente ese grado de lesión pueda ser autoinfligida”.

Esa prueba se sumó a la declaración de Dora, la mamá de la víctima, quien recordó que días antes del ataque, su hija y Cabrera habían discutido en una fiesta familiar y él la maltrató. “Se la llevó a la casa, discutieron… él la encerró y el desenlace fue el fuego”, lamentó la madre de Florencia.

Según la imputación, cerca de las 11 de aquel 29 de diciembre de 2019 le roció el cuerpo con alcohol etílico y la prendió fuego dentro del domicilio de ella, en Mitre al 800 de Villa Constitución. El 8 de enero siguiente la mujer murió en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) a causa de las quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo.

30