El diputado estaba en una lista para ser asesinado

Del Frade sobre la relación entre un juez federal y el contador del líder narco Alvarado: “Es un escándalo este hecho de corrupción”

Se trata del magistrado Bailaque que contrató para trabajar en la justicia al hijo del contador con quién también tenía una relación profesional. El legislador lo trató de “cómplice” porque “se negó sistemáticamente a investigarlo” y “lo protegió durante casi 10 años”

El diputado Carlos Del Frade, del bloque Frente Amplio por la Soberanía, contó en la Legislatura de Santa Fe que estaba en una lista para ser asesinado por Esteban Alvarado, actualmente preso, y también sobre el escándalo generado porque el juez federal Marcelo Bailaque nombró como trabajador en la justicia al hijo del contador de uno de los líderes narcos más peligrosos de Rosario.

Por eso explicó: “El 20 de marzo de 2020 cuando se declaraba el primer aislamiento social obligatorio, en un bar de la ciudad de Rosario vino Carlos Argüelles que era un hombre que trabajaba para Esteban Lindor Alvarado y me presentó una lista de 50 víctimas entre las cuales él estaba en el lugar 36, yo en el 37, las 35 anteriores habían sido asesinadas”, indicó.

A continuación manifestó: “Eso fue impactante, porque un año después, el 6 de septiembre de 2021, lo mataron, siendo testigo protegido, se le metieron en su casa y le pegaron dos tiros en la cabeza. Alvarado no solamente se convertía en uno de los principales responsables del narcotráfico en Rosario, Santa Fe y en la Argentina porque había sido detenido por el envío de un cargamento de casi 600 kilos de marihuana hacia la provincia de Río Negro, sino que además tenía un conjunto de empresas y más de 300 propiedades inmuebles y también de distintos rodados, lavada dinero con muchísima facilidad y su contador era Gabriel Mizzau”, señaló.

Luego detalló el hecho de que compró un helicóptero para tratar de escaparse del penal federal de Ezeiza al contar con un patrimonio superior a los 5.000.000 de dólares, según lo demostrado por la justicia y que desde 2012 fue denunciado ante el juez federal Marcelo Bailaque.

Y recordó: “Durante 4 años consecutivos la policía de seguridad aeronáutica a través de un oficial que hizo un trabajo extraordinario, Maximiliano Lencina, demostraba como Alvarado movía cientos de kilos de cocaína y marihuana y el juez Bailaque se negó sistemáticamente a investigarlo. Se calcula que la gente asesinada, no sólo por la lista que presentó Argüelles, llega al centenar de personas, Bailaque lo protegió durante casi 10 años, esta semana nos enteramos que el contador de Alvarado, el señor Gabriel Mizzau, es el contador además del doctor Bailaque”, aseguró.

También valoró la presentación de la denuncia contra el magistrado en el Consejo de la Magistratura por parte de la diputada socialista Lionella Cattalini y reveló que “el hijo de Missau, Estaban, fue nombrado como un trabajador más dentro del tribunal federal número 3 de la ciudad de Rosario”, siendo “un escándalo este hecho de corrupción”.

Para posteriormente preguntarse: “¿Cuánta sangre derramada de pibas y de pibes en los barrios rosarinos se hubiera evitado si Bailaque cumplía mínimamente con su función de juez federal?. Esas complicidades después explican por qué cuesta tanto recuperar la tranquilidad en los barrios de Rosario por eso exigimos con varios proyectos que la justicia federal se expida sobre esta situación”, remarcó.

Finalmente dijo: “Más allá de Bailaque y que dé algún tipo de explicación, ojalá, nosotros creemos que no lo hará, estamos convencidos que detrás de tantos jueces federales hay cómplices con el desarrollo del narcotráfico en los últimos 15 años. En los barrios está los eslabones inferiores de la cadena de comercialización, el tema es por arriba dónde participan tipos como el juez federal Bailaque cómplice de unos de los peores asesinos y narcotraficante que recuerda la provincia de Santa Fe y la República Argentina”, anunció Del Frade en su declaración de repudio.

5