Desagües pluviales para solucionar anegamientos “históricos” en San Lorenzo

Los trabajos están enfocados en el centro y en el Bº San Martín. La inversión, de unos 25 millones de pesos, la realiza el municipio


La tradicional esquina de los bancos en San Martín y Urquiza hace unos días que presenta un panorama nada tradicional por las obras que allí están efectuándose.

La Municipalidad comenzó con las excavaciones para la colocación de un ducto que se extenderá entre Dorrego y el río y beneficiará a toda la zona céntrica, acabando, especialmente, con los históricos problemas de anegamientos en esquinas tales como Dorrego y Urquiza, y San Martín y Dr. Ghío.

Precisamente, en esta última esquina, se culminaron trabajos similares que facilitarán un rápido escurrimiento de las aguas generadas por las lluvias y que conformó la primera etapa del proyecto.

Vale señalar que la mano d obra es provista por la Municipalidad, como así también la absorción de su costo cercano a los 25 millones de pesos, según se informó.

“Estamos ejecutando una inversión en desagües que, por su envergadura, no registra demasiados antecedentes en la historia de la ciudad. En un año no electoral, esto demuestra que, con un sentido estratégico, nuestro gobierno realiza obras para mejorarles la calidad de vida a los sanlorencinos”, destacó al respecto el intendente Leonardo Raimundo.

Mientras tanto, otra cuadrilla de agentes municipales continúa con las tareas asignadas para completar el nuevo desagüe pluvial en el barrio San Martín, centrado ahora en excavaciones dentro del predio propiedad de Guerrero y que lindan al río Paraná.

Esta obra se tendió por las calles Julián Cervera, entre Sargento Cabral y Juan XXIII, y por Juan XXIII entre Cervera y Mármol.

“Desde el inicio de la presente gestión, la Municipalidad acometió un programa de desagües pluviales que, con la realización de una decena de grandes obras, ha resuelto el problema de los anegamientos en diferentes sectores del ejido urbano. Y seguimos por más”, acotó el mandatario sanlorencino.

Comentarios