Desde el Ateneo San Lorenzo hablan de “problemas de comunicación con los padres”

Juan Carlos Cruz, presidente del Ateneo San Lorenzo, se acercó a FM Vale y brindó sus explicaciones tras la bochornosa final del concurso “Quiero saber de mi tierra”. “Las escuelas sabían que se había anulado el sorteo”, dijo.


La noticia publicada por el portal SL24 “Si San Martín los viera…” trajo innumerables consecuencias y polémicas en la región. A los cientos de mensajes recibidos en los diferentes medios de Grupo Agenda se sumaron repercusiones regionales en el diario La Capital y nacionales en medios como Cadena 3 de Córdoba o Radio 10 e Infobae.

Esta mañana, el presidente del Ateneo Cultural San Lorenzo Juan Carlos Cruz se acercó cordialmente a este medio para dar las explicaciones del caso y dijo: “La institución está por sobre el jurado, porque es la que organiza el evento. El jurado fiscaliza y realiza un seguimiento de las respuestas. Hay dos facultades en el estatuto donde están establecidas las normas, el reglamento. Por supuesto que no es total, y puede ser modificado siempre y cuando sea a favor del concurso”.

El punto neurálgico del conflicto llegó con las semifinales: la primera, especialmente, disputada entre la Escuela Güemes 182 y el Colegio Nuestra Señora de la Misericordia.

“Al momento de redactar el reglamento nadie pensó en la posibilidad de que haya un sorteo”, aclaró Cruz y luego siguió: “Pero al ver la paridad entre los chicos al momento de disputarse las semifinales se nos ocurrió esa posibilidad, la cual fue agregada”.

Y cuando el duelo entre ambas escuelas no llegaba a una resolución (porque ambos grupos contestaban sin equivocaciones) “el sorteo se hizo para darle cierre a la semifinal y el ganador de esa instancia fue la Escuela Gümes”, dijo Cruz”.

“Pero vimos que era injusta la decisión –dijo el presidente del Ateneo- porque los chicos del Misericordia sabían realmente mucho y estaban quedando afuera por el azar. Entonces nos reunimos inmediatamente y resolvimos anular el sorteo, haciendo que ambos pasen a la final. Y esa decisión fue anunciada y notificada en forma debida a cada escuela en forma inmediata”. “Fundamos la resolución en lo injusto que resulta hacer depender todo el esfuerzo en el azarozo resultado de un papel”, informó el Ateneo con un comunicado a cada escuela.

Después, evidentemente, “falló la instancia de comunicación entre las escuelas y los padres porque efectivamente muchos padres se enteraron de la situación el martes en la final”.

Superado el problema, y pensando en próximas ediciones del concurso, “queda sin efecto la palabra sorteo de todo el resto del certamen”, dijo Cruz y cerró “Así, en caso de empates en la instancia de semifinales pasarán los dos”.

“Los objetivos del concurso tenían que ver con el fomento del conocimiento de nuestra ciudad, de la que nosotros nombramos “nuestra patria chica”; y además que los chicos tomen los valores aprendidos como propios. El nivel fue muy bueno, muy parejo”, destacó además el hombre de la cultural local.

Comentarios