Desde el sábado los afiliados de Pami San Lorenzo quedan sin cobertura médica

Hasta entonces puso plazo el Instituto Médico Regional para cobrar las cápitas de junio. Si prescinden del servicio no menos de treinta trabajadores perderán sus empleos.


El Instituto Médico Regional dejaría de prestar servicios, desde este sábado, a los afiliados del Pami.

Es una decisión que el directorio adoptará si para entonces la obra social de los jubilados y pensionados nacionales no abona las cápitas correspondientes a junio pasado.

Debido a la altura del mes y a que el resto de los prestadores de la región acreditaron dicho monto, tal determinación resulta impostergable.

San Lorenzo posee una cápita de más de 11 mil afiliados de Pami que son atendidos en el Instituto Médico Regional, único centro médico con infraestructura para internaciones y operaciones quirúrgica en todo el Cordón Industrial.

Desde hace un par de meses, el sanatorio reclama por una quita que Pami ejecuta sobre el contrato suscripto entre las partes y que hasta el momento la entidad privada no halló explicaciones. Desde la obra social indicaron que la razón obedecía a las “derivaciones de pacientes” que el Instituto Médico Regional realizaba hacia otros efectores, pero esto fue desmentido por la administración del hospital sanlorencino.

La deuda que reclama el Instituto Médico regional supera 1 millón de pesos, y respecto a la cápita impaga de junio, oscila en 1,2 millones de la misma moneda.

“Es imposible seguir prestando servicios en estas condiciones, si una obra social no paga cualquier médico o entidad sanatorial deja de prestar servicios, y esto es lo que ahora sucede con Pami”, confió una fuente de la institución.

Aunque no lo admitió ni confirmó, con la baja de estas prestaciones es muy probable que se ajuste el personal, que de concretarse, no menos de 30 empleados (mayormente enfermeros y personal de maestranza) quedarían sin sus puestos de trabajo.

Por lo pronto, y de mediar que desde el sábado se corten los servicios, los más de 11 afiliados de Pami en San Lorenzo y su zona quedarán sin efector alguno en el Cordón Industrial.

Desde la obra social habían anticipado que en ningún momento se quedarían sin cobertura médica, y que de ser necesario, se los trasladarían a Rosario. Lo que jamás se explicó es la manera, pues no existe estructura alguna ambulatoria para trasladar semejante cantidad de ancianos. Ni siquiera contratando en exclusividad los taxis de la ciudad se satisfacerla la demanda. De ambulancias, mejor no hablar…

Comentarios