¿Le darán bola?

Desde este fin de semana no se podrá cruzar más a las islas ni instalarse a tomar sol

Lo resolvió a través de un decreto la Municipalidad de Victoria. Cabe recordar que la localidad entrerriana tiene jurisdicción en la mayoría de las islas ubicadas frente a estas costas


Desde este fin de semana quedará prohibido llegarse hasta las islas ubicadas frente a las costas de la región, y mucho menos instalarse siquiera para tomar sol.

La determinación fue instrumentada por la Municipalidad de Victoria, que tiene jurisdicción en la mayoría de las islas del río Paraná, sitas desde Puerto San Martín hasta Capitán Bermúdez, a través del decreto nº 920 que declara la emergencia ambiental, y cuya validez es hasta el próximo 15 de octubre.

El artículo 3º del decreto establece que “quedarán absolutamente prohibidas las actividades recreativas, acampe, navegación deportiva o recreativa, pesca deportiva embarcada o desde costa, apertura de paradores, y todas aquellas que impliquen circulación en islas, riachos o lagunas”.

El artículo 4º establece las excepciones a esta prohibición: “Las brigadas afectadas a la extinción de incendios; las fuerzas de seguridad nacional y provincial; las autoridades provinciales, nacionales o municipales afectadas a la prevención y el control de incendios; los civiles voluntarios debidamente capacitados y con equipamiento para la extinción de incendios forestales, expresamente autorizados por alguna de las jurisdicciones integrantes del Comité de Emergencia Ambiental, cuya formación fue ordenada por la Corte Suprema”.

Para el cumplimiento de tales conceptos, el municipio recurrirá a la policía Delegación de Islas, y a otras fuerzas de seguridad, tal como la Prefectura Naval.

El decreto establece además que se solicitará a los gobiernos provincial y nacional una draga para el desbloqueo de bocas de riachos y lagunas, para restablecer cortafuegos naturales y que el plan de dragado será el que fuera encargado por la Municipalidad y suministrado por la dirección de Hidráulica de la provincia.

Desde San Lorenzo (especialmente) salen muchas embarcaciones -a diario- que tienen por destinos las amplias palyas que se formaron en las islas, producto de la bajante del río paraná.

Kayak, lanchas y hasta algunos veleros suelen verse como surcan por las aguas del río marrón y detienen su marcha en la ribera isleña.

A partir de ahora, deberán cesar tal actividad. La pregunta es si los embarcados harán caso o se rebelarán. Y en ese caso, si las autoridades (Prefectura naval) será capaz de detener a los revoltosos y secuestrar a las embarcaciones.

En las redes sociales, concoida tal noticia, hay muchos comentarios en contra de la decisión del municipio victoriense…

Comentarios