Desde hoy funcionan los radares de velocidad en las rutas de Santa Fe

Luego de un período de testeo comienzan a labrarse actas de infracción por exceso de velocidad detectadas por los cinemómetros.


Desde hoy en las rutas de la provincia de Santa Fe se comenzarán a labrar las actas de infracción a los conductores que excedan los límites de velocidad y que sean detectados a través de los cinemómetros situados en esas rutas provinciales.

Después de un período de testeo y calibración de los cinemómetros que fuera dispuestos por la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), tal como lo informara La Capital hace unos días, a partir de hoy se comenzarán a labrar las actas de infracción que serán notificadas al domicilio del presunto trasgresor.

Imágenes. Las actas contendrán la imagen del vehículo y su dominio con la indicación precisa de la velocidad real captada por el cinemómetro y la velocidad máxima permitida en el tramo que fue controlado.

Además se aclaró que las actas de infracción serán juzgadas y aplicadas por los municipios y comunas.

Asimismo se detalló que las actas notificadas podrán ser abonadas voluntariamente por los medios y entidades autorizados por la APSV y se informarán en el acta de infracción.

Además, si corresponde, el usuario podrá acceder al beneficio de descuento que dispone la ley.

Regulación. Las condiciones y requisitos de este sistema de control se encuentran reguladas en las leyes provinciales 13.133 y 13.169, y en la resolución 08 del 6 de febrero del 2013 de la Agencia Provincial de Seguridad Vial.

Esta última norma establece los recaudos específicos a cumplimentar en relación a la implementación de los controles mediante los cinemómetros, entre ellos los requerimientos legales del equipamiento y dispositivos utilizados, la definición de la autoridad de constatación y de juzgamiento, la seguridad y debida señalización del entorno, la aprobación del formulario único de actas, el procedimiento de notificación, y la garantía del debido proceso.

Reducir la siniestralidad. Con esta política de prevención y control el gobierno de la provincia de Santa Fe, a través de la APSV, apunta a reducir la siniestralidad que se cobra la vida de cientos de santafesinos cada año. Estos controles se efectúan a través de la utilización de dispositivos automatizados o semiautomatizados de captación de presuntas conductas infractoras, y deben ser autorizados únicamente por la APSV.

Por esta causa los equipos de fiscalización electrónica se especificó que se encuentran ubicados en lugares de alto riesgo (los denominados puntos negros) y en aquellos de importante tránsito diario. Se reiteró que la finalidad es reducir el número de siniestros y de víctimas, teniendo en cuenta las particularidades de cada región de la provincia.

Velocidades y multas.La APSV recordó que la velocidad máxima en las rutas de la provincia para autos es de 110 kilómetros por hora y en autopistas de 130, pero existen zonas urbanas donde descienden los topes.

En función del Código de Faltas provincial sancionado en 2010, se fijó para la aplicación de multas una serie de unidades físicas (UF) equivalente al precio de un litro de nafta. Sin embargo, en la implementación de las multas por radar serán los jueces de faltas de los municipios y comunas quienes tengan las causas en sus manos y, en función de la gravedad de las infracciones y su reincidencia, la aplicación de los montos.

Fuente: La Capital

Comentarios