Rosario

Detuvieron a empresario por contratar a un sicario para matar a su socio

El aprehendido tiene 36 años y se dedica a a la venta de suplementos dietarios en gimnasios. Le secuestraron en su hogar gran cantidad de anabólicos y esteroides


En un caso que presenta condimentos verdaderamente escalofriantes, un empresario de Rosario fue detenido este jueves por la mañana acusado de contratar a un sicario para asesinar a su socio comercial. El procedimiento fue ordenado por la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos del MPA y se cumplió alrededor de las 10 en una casona ubicada en calle Alvarez Thomas, en el barrio de La Florida, zona norte de la ciudad.

Según los primeros datos, el arresto de Lucas F., de 36 años y dedicado a la venta de complementos de nutrición que se suelen comercializar en gimnasios, fue el resultado de una investigación de varios días y que incluyó una serie de escuchas telefónicas ordenadas desde el Ministerio Público de la Acusación.

Al allanar su casa ubicada en la calle Alvarez Thomas, los efectivos de la Agencia de Investigación Criminal secuestraron pastillas que serían de éxtasis y una libreta donde tenía anotado el nombre y el teléfono de un alto jefe policial. Con relación a los comprimidos, el dueño de casa negó que se tratara de drogas sino que eran de anabólicos y esteroides. En el transcurso de estas horas seguían en curso otros cinco procedimientos.

Fuentes cercanas a la investigación señalaron que el plan criminal apareció a raíz de escuchas telefónicas a una persona que está detenida en una cárcel cercana a Rosario y que a pesar de estar tras las rejas se dedicaba a la organización de hechos de violencia.

Así surgió que este último lunes 10 de mayo por la mañana debía concretarse un “trabajo” y que tenía como víctima a un empresario dedicado a la comercialización de complementos dietarios. El caso presenta condimentos propios de una película de suspenso o “thriller”. En base a la información que recolectaron, los investigadores le salvaron la vida.

La víctima pudo ser ubicada el domingo, un día antes del atentado, y trasladada bajo severa custodia policial hasta el Centro de Justicia Penal (CJP). En el edificio del Viraroso y Sarmiento, el personal que trabaja bajo las órdenes del fiscal Matías Edery puso en conocimiento de esa persona todos los elementos que revelaban el siniestro plan que su propio socio había tramado para borrarlo de este mundo.

Fuente: La Capital

Comentarios