Persecución mortal

Versión de Di Franco: “Nos abrazamos, cayó al piso y de la cabeza le salía sangre”

Frente al juez y a la Fiscalía, el experimentado policía dio su versión, detallada, de los hechos. Su abogado insistió con que el joven muerto tenía una actitud “temeraria”.


Frente al juez y a la Fiscalía, el experimentado policía dio su versión, detallada, de los hechos. Su abogado insistió con que el joven fallecido tenía una actitud “temeraria”.

El Comisario Sergio Di Franco es el Jefe de la Agrupación Cuerpos de la Unidad Regional XVII. Padre de dos hijos, nacido en Rosario, tiene más de 25 años de experiencia en la fuerza policial. Esta mañana llegó a la sala de audiencia, ante el juez Juan José Tutau, esposado. Despojado de su uniforme y sentado en el banquillo de los acusados. Iniciada la audiencia, pidió la palabra y contó en primera persona su versión de lo sucedido el domingo.

“El domingo a la madrugada decenas de policías y personal de tránsito de la Municipalidad de Capitán Bermúdez nos dispusimos a realizar un operativo de saturación en Ruta 11, entre Maipú y Chacabuco. Todo se desarrolló normal”, empezó relatando. Luego siguió: “Minutos antes de las 6 vimos que un auto negro que estaba chocado venía a toda velocidad, embistiendo conos y haciendo que los oficiales tengan que tirarse a un costado de la ruta”.

Tras ello, siguió Di Franco: “Fui al patrullero que tenía a cargo junto a los oficiales Germán Vega –estaba en el asiento del acompañante- y Ariel Devico –que estaba detrás. Comenzamos una persecución por la ruta, calle General López, 2 de abril. Hasta que logro pasarlo y cruzarle el patrullero, para que detenga su macha. Intento bajar y escucho chirridos de neumáticos. Él retrocede y nos choca. El oficial Davico realizó tiros a la parte trasera del auto, tratando de darle a los neumáticos”. Según se comprobró, los disparos dieron en la parte trasera izquierda del auto.

Evadido del lugar, comenzó una persecución, todavía más violencia que la primera. “íbamos realmente muy fuerte, a 110, 120 130 kilómetros por hora. Él se fue por calle Escalada y fue hasta Montevideo. Hizo unas cuadras y se metió en la entrada de una casa. Allí bajamos y tratamos de detenerlo. Él le dio un golpe a Vega, tirándolo al suelo y haciendo que perdiera su arma”, expresó Di Franco.

Casi sin tomar aire, sin tomar siquiera un sorbo de agua, el policía llegó al momento crucial del relato. “Yo tenía mi arma en la mano, me acerqué y lo tomé del hombro para que no me ataque. Allí se abalanzó y me tomó del brazo. Lo abracé. Después cayó al piso, lo vi parpadear y ví que le salía sangre en la cabeza”, dijo.

Di Franco dijo que luego de ello algunos vecinos salieron de sus casas, alertados por los ruidos. “Le dijimos que una mujer mayor que ya había pasado todo. Pedimos una ambulancia pero como no venía lo llevamos al Hospital Eva Perón, allí nos dijeron que había muerto”.

Abogado reconocido

El representante del policía acusado de “homicidio calificado y abuso de función de empleado policial, agravado por el uso de arma de fuego” es el reconocido abogado rosarino Paul Krupnik. Con estilo propio, tenaz y desafiante para con la fiscalía, el letrado fue repasando varios puntos del relato de Di Franco.

“No podemos dejar de decir que la actitud del joven era temeraria. Tenemos 26 testimonios –luego dijo 30- que dicen que estuvieron en peligro por su manera de conducir”, insistió el abogado en varias oportunidades. “Chocó un auto parado, una Renault Sandero y casi mata a su conductor, tiró balizas y conos y casi choca a policías y personal de tránsito”, agregó.

La joven víctima se puso en una situación de riesgo. Voluntariamente él se puso allí”, dijo Krupnik, despertando el llanto de la novia del joven fallecido, presente en la sala de audiencias.

Para cerrar su exposición, el Dr. Krupnik solicitó para su defendido “prisión domiciliaria”, además del retiro de la acusación realizada por la fiscalía.

El pedido fue desestimado por el juez Juan José Tutau, quien señaló que Di Franco actuó “fuera de proporción”. “No es la forma de detener al vehículo, cruzándolo en la calle. Dicen que estaba poniendo en peligro a varias personas, pero cuántas se pusieron en las persecuciones”, se preguntó Tutau.

 

 

Comentarios