Mayor recaudación

Diputados del PJ proponen más impuestos a las cerealeras y los bancos

También proyectan aumentar el Impuesto Inmobiliario a los grandes latifundios. Lo impulsan los legisladores peronistas para la provincia de Santa Fe


Diputados del Partido Justicialista de Santa Fe presentaron un paquete de propuestas fiscales para aumentar tributos al sector agropecuario y las entidades financieras, con el objetivo de “fortalecer la recaudación” en el marco de la crisis que desató el coronavirus.

En un proyecto de ley que dio a conocer Leandro Busatto, jefe del bloque en la Cámara de Diputados de la Provincia, se plantea la necesidad de “darle al Ejecutivo herramientas para enfrentar la pandemia” a través de incrementos en las alícuotas de Ingresos Brutos para la actividad cerealera, suba del Inmobiliario Rural en grandes propiedades e incremento de impuestos para grandes bancos.

Asimismo, propone bajar los impuestos a las chacras mixtas y a los agricultores familiares.

Busatto apunta a modificar el Artículo 159 del Código Fiscal de Santa Fe y gravar con un impuesto inmobiliario adicional a los propietarios de grandes extensiones rurales. Ese extra se denominaría Adicional por Latifundio, cuyos fondos se destinarían a un nuevo Fondo Solidario para el Desarrollo Agropecuario (FO.SO.D.A.), que dependería del Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat para financiar obras, proyectos y programas para el impulso del sector agrícola-ganadero, especialmente en pequeñas localidades de la provincia.

Ese Adicional por Latifundios alcanzaría a los propietarios de inmuebles de distinto tamaño, de acuerdo a la zona geográfica de Santa Fe en la que se encuentren, de acuerdo a lo establecido en el Decreto 3872/2014 : en algunos sectores del sur contemplará a aquellos que posean más de 480 hectáreas, mientras que en el norte será para quienes posean más de 10.000.

“En la provincia hay 2.044 propietarios que concentran casi el 60% de las tierras. Esto quiere decir que, en una provincia en la que viven 3,5 millones de personas, el 0,06% es dueño del 60% de las tierras. Tal como dijo Alberto Fernández en su primer discurso, se necesita el aporte solidario de quienes más tienen para ayudar a quienes más lo necesitan. Es ése el espíritu de esta iniciativa”, expresó el diputado.

Paralelamente, se proyecta una reducción del 50% del impuesto Inmobiliario Rural para los pequeños y medianos productores, los cuales se distinguirán no solamente por la cantidad de hectáreas sino también por la ubicación geográfica del terreno, si es de uso propio o arrenda, si pertenece a una persona física o jurídica y si su titular es argentino o extranjero.

“El objetivo es aliviar la carga impositiva de las chacras mixtas y de los agricultores familiares, más vinculadas a la producción familiar que al monocultivo de soja, y de esta manera fortalecer el arraigo rural y la mano de obra productiva de municipios y comunas de Santa Fe”, explicó.

El dinero extra que se recaude tendrá por destino, en un 38,5%, a obras, como por ejemplo caminos rurales, entubados y desagües; el 30% a proyectos y programas en localidades de hasta 1.500 habitantes, con el objetivo de colocar sus productos en mercados de mayor escala; y el resto se distribuirá entre municipios y comunas.

Comentarios