Escándalo en Ricardone

Doria había dado trabajo al sicario detenido «para darle una mano»

El presidente comunal de Ricardone, Juan Carlos Doria habló por primera vez luego de conocerse los escandalosas escuchas que involucran a su mano derecha. Las explicaciones fueron peor que el silencio.


Doria abrazado a Alberto Fernández

Luego de 15 días de convulsión en la localidad tras conocerse los dramáticos audios de un sicario narco que vive en la localidad y es hijo de una importante aliada política y funcionaria de la actual gestión, el presidente comunal brindó declaraciones.

Doria asume en la entrevista que conocía la problemática del detenido «Sabíamos que ese hijo le iba a traer problemas»,  Nicolás tuvo su oportunidad en Ricardone. El propio presidente comunal lo empleó para que cortara el pasto con una desmalezadora en alguna de las siete plazas de la localidad. «Lo hice para darle una mano a la mujer. Ella no dormía pensando en qué hacer para salvar a su hijo».

Sin embargo, la aventura de Nico terminó rápido. «Hace un año lo eché. Realmente me había cansado. Había entrado en la joda. Pero lamentablemente ese chico salió atravesado y no lo pudieron enderezar ni su mamá ni su papá ni nadie«.

Doria se encarga de aclarar una y otra vez que no intenta defender a la mujer pero a la vez insiste que a la hora de desempeñar sus funciones «fue ejemplar».

Sin embargo, a la hora de escuchar la voz de la gente del pueblo -que pidió separar del cargo a la mujer- Doria asegura que no dudó. «Ahora los saqué del cargo a los dos, a lo mejor se tendrán que ir del pueblo porque yo no puedo tolerar un hecho de este tipo. Si tienen que pagar un costo, que lo paguen, lo lamento. Además, la gente del pueblo se merece respeto, yo no tengo nada que esconder«.

Doria no se da por vencido e intenta defender a su mano derecha

«Esta mujer estaba muy comprometida con su trabajo, no falló nunca, a las 7 de la mañana estaba en la comuna y se ocupaba de manejar la gente para el desmalezado, el riego de calles y un monto de otras actividades. A mi me servía porque era una persona capacitada, a pesar de que algunos decían que no y eso generaba cierto rechazo»

En las escuchas queda expuesta promoviendo para que su hijo pueda hacer negocios con ella vendiendo droga en el pueblo «Por favor ayudame… hoy estoy tranquilo; mañana me agarra la desesperación y… no quiero matar más gente», le dijo el pibe a su madre en una escucha judicializada. Del otro lado la madre, Andrea M., le ofreció continuar con el negocio: «Vamos a embolsarla nosotros. Con vos pila».

El silencio ensordecedor el pueblo

En cada equina y en cada comercio de Ricardone hoy se habla de tal vez el escándalo más importante y dramático que le toque vivir a la localidad. Andrea no era una funcionaria común era mucho más que alguien que colaboraba en la gestión Doria, su afinidad los llevó a construir juntos el poder político en el pueblo.

Luego de 28 años de «trabajar juntos» y conocer la problemática del hijo de Andrea M.  ¿podía Doria desconocer los principios éticos de su acompañante política?

Comentarios