Dos depósitos de materiales inflamables ardieron y no quedó nada

Uno ocurrió en San Lorenzo, en una pinturería, y otro en Baigorria, en una fábrica de bolsas de polietileno. En el caso del primero, la policía halló bidones vacíos de material solvente y se especula con su intencionalidad


Dos incendios de significativas dimensiones se produjeron esta madrugada, uno en San Lorenzo y otro en Granadero Baigorria, sin que se registraran víctimas, pero sí con daños materiales totales.

El primero ocurrió en General López al 400, en un depósito de pinturas perteneciente a la firma Subotín, un tradicional comercio de San Lorenzo. Por razones que tratan de establecerse, alrededor de la 1 AM comenzó un foco ígneo que a los pocos minutos se propagó por casi todo el lugar, un parabólico de importantes dimensiones.

El material allí almacenado, de alta combustión (pinturas y tambores de thinner aguarrás, principalmente) potenció la propagación del fuego.

Fueron cuatro las dotaciones de bomberos que participaron para el apagado del incendio, que recién pudieron combatirlo iniciada la mañana. Cabe señalar que por la hora del siniestro, no había personal en el interior, por lo que no hubo que lamentar lesionados, menos aún, víctimas fatales.

Las pérdidas materiales fueron significativas, lográndose salvar solamente una pequeña parte del material depositado. En cuanto a la infraestructura, una parte del techo del parabólico cedió ante el calor de las altas llamas.

Varias manzanas de los alrededor se quedaron a los pocos minutos sin suministro energético, consecuencia de la caída de unos cables que surcan sobre el depósito y que fueron alcanzados por las llamas.

El informe policial detalló que en la vereda del galpón se observó “un bidón de cuatro litros vació y un balde de plástico de 10 litros vació, pudiéndose ambos haber poseído restos de material solvente de color azul”. Por ello, no se descarta la hipótesis de incendio intencional, aunque ello recién se esclarecerá cuando los bomberos culminen con las pericias en el lugar.

En Granadero Baigorria, el siniestro sucedió en una fábrica dedicada a la elaboración de bolsas de polietileno, cuyo materia prima era procesada también en dicho predio (reciclaban plástico), ubicado en Alem y dante Alighieri, en el barrio Santa Rita.

Aquí si los daños materiales fueron absolutamente totales. No solo quedaron destruidas las maquinarias, sino que buena parte de la estructura edilicia cedió, cayendo el techo y parte de las paredes.

Cuando el incendio es denunciado a los Bomberos Voluntarios de Capitán Bermúdez, el personal abordó una de las autobombas que poseen y se dirigieron al lugar de los hechos, mientras que la otra unidad, que participaba en el sofocamiento del siniestro en san Lorenzo, debieron dejar el lugar para acoplarse a sus pares en Granadero Baigorria.

También intervinieron en este operativo una dotación de Bomberos Zapadores de Rosario. Cuando las unidades se apersonaron al lugar, las llamas ya habían consumido buena parte de la fábrica. Al igual que en San Lorenzo, los daños fueron solo materiales.

Su propietario, un joven de 27 años, informado de lo sucedido se llegó hasta su fábrica sin poder dar crédito de lo acontecido.

En el incendio de San Lorenzo, además de los Bomberos Voluntarios de Capitán Bermúdez, participaron dotaciones de los Zapadores de San Lorenzo, Voluntarios de Oliveros y de la Prefectura Naval de Puerto San Martín.

Comentarios