San Lorenzo

Dueño de bar pide equidad y que los jóvenes disfruten las noches de pandemia

Reconoce estar pasando un momento económico complicado, fruto de las restricciones sanitarias. Pero advierte que son sitios seguros en contra de las "fiestas clandestinas" que propician un foco de contagio de coronavirus


El propietario del bar Mulata, en San Lorenzo, tomó la posta y expuso una carta en la que resume no sólo su pensamiento sobre el “funcionamiento” de las noches en la ciudad en materia de diversión, en los actuales tiempos de pandemia, sino que también reflexiona sobre los bares como “sitios seguros” de concentración ante la propagación de las fiestas clandestinas, verdaderos focos de infección de coronavirus.

De acuerdo a sus dichos, no se oponen a cierres y/o clausuras en caso que no se cumplan con las disposiciones municipales y/o sanitarias, pero requiere el acompañamiento de las autoridades y la sociedad para recuperar la diversión nocturna en la ciudad, sea desde una óptica económica y financiera (el rubro está atravesando un momento delicado, eso es sabido), pero también social.

Y denuncia que muchos bares (dice que la mayoría) no cumplen con los protocolos sanitarios vigentes, tales como la higienización contínua en los baños, la toma de temperatura a los parroquianos y la solicitud de DNI para constatar su identidad al momento de firmar una planilla en la que se deja constancia de su estadía.

A continuación, el posteo que realizó Nicolás Rezzoagli en las redes sociales:

“Leo todas las cosas que ponen y aún no puedo entender como no se dan cuenta que nadie hace las cosas bien, van al banco y hay amontonamiento de gente, hacen manifestaciones y se juntan miles de personas, velaron al número uno del fútbol argentino (alusión a Diego Maradona) y había más de 1 millón y medio de personas una arriba de la otra, que diferencia hay que estés bailando a qué te sientes uno al lado del otro en un bar si en realidad nadie respeta el distanciamiento social y obligatorio, ya en san Lorenzo ningún bar pide datos de las personas (pueden poner que se llaman Pepito Pérez si en realidad a nadie le piden el D..N.I.) para constatar si es la persona que fue al local”,

“Además, les diría que el 95% de los bares de la ciudad no te miden temperatura al ingresar, sumado que ninguno tiene una persona en cada baño todo el tiempo higienizando cuando se van a lavar las manos o hacer sus necesidades) hay bares habilitados que son más chiquitos que el tamaño de un garaje y están habilitados igual, también hay bares que ni un papel tienen presentado, pero se la agarran con los que son bailables, total en esos bares chiquitos no se amontonan (no tengo nada en contra de ningún bar, que quede más que claro, quiero que sea Justo para todos, o trabajamos todos o que queden los que tienen que quedar legalmente”.

“No se porque el virus anda de noche únicamente, todo una mentira ¿de día no anda?. Si piensan que los jóvenes van a salir a la hora que los grandes quieren, están muy equivocados, las épocas cambiaron, los tiempos también, habilitaron los teatros y llevan a Karina, El Polaco, Damas Gratis y la gente se amontona para saludar a los artistas cuando llegan, hacen reuniones de familia y permiten hasta 10 personas todas juntas,como carajo saben entre cada uno si se cuidan o no? Hay búnkeres de droga en toda la ciudad, muertes por eso mismo, se pierden cientos de chicas/os, inseguridad a full por todos lados, robos a mano armada, ¿porque no van por eso?”.

“Dejen de romper las pelotas, la gente tiene que trabajar, viven familias de esto. Nadie tiene todo 100% en regla, hay kioscos 24 hs abiertos, y encima algunos tienen mesas y sillas afuera que está prohibido, venden alcohol todo el día y tengo entendido que se puede vender hasta las 22 hs, Salió lo de la legalización del aborto legal y había ciento de chicas todas juntas festejando (me parece perfecto que haya salido esa Ley, no tengo nada en contra de eso tampoco). Pero a lo que voy es que la juventud quiere salir,  divertirse,bailar, tomar tragos y hacer vida normal, si no lo hacen en un bar o en un boliche lo hacen en fiestas clandestinas que de por si tienen cero cuidado, en cambio en lugares seguros es diferente”.

“Hay cualquier cantidad de empresas que están fuera de regla, que contaminan, etc, ¿hasta cuando se la van agarrar siempre con la noche? Estamos cansados de toda esta burla, que nos persigan como si fuéramos delincuentes, que nos traten mal por tener cero autoridad, que nos digan que pongamos el negocio en el cementerio total los muertos no se van a quejar ahi. Nosotros queremos trabajar y que trabajen todos, no molestamos a nadie. Aparte se pueden contagiar en una empresa, en un súper, en una carnicería, en cualquier lado. La gente grande que tiene hijos: les dicen no salgan chicos cuídense. Por favor piensen bien antes de escribir, repito nada está en regla, no dejemos que los políticos nos pisen la cabeza y que nos la llenen a nosotros, el que se quiere quedar en su casa que lo haga y el que no se quiere quedar déjenlos que puedan hacer su vida tranquilos. Dejen de mirar el DNU y empiecen a jugársela por la ciudad, hace un año que no podemos trabajar, tenemos alquileres que pagar, impuestos, de todo. Esperemos que nuestros concejales y el intendente de la ciudad puedan darnos una solución a nuestro problema”

Hasta el momento parece ser este planteo el único que se hizo público de un pensamiento en el que coinciden muchos otros empresarios del rubro.

Si bien existe una Cámara Gastronómica Departamental, no trascendió que haya redactado y publicado una denuncia de tal calibre, como tampoco los requerimientos que plantea Rezzoagli a las autoridades.

Comentarios