Ecuador otorgó asilo diplomático a Julian Assange

El canciller Ricardo Patiño anunció la decisión del Gobierno ecuatoriano de protegerlo dados los "indicios de persecución política", según dijo, que sufre el fundador de Wikileaks. Reino Unido pretende extraditarlo a Suecia.


Según Patiño, el Gobierno ecuatoriano ha considerado en su decisión el peligro que corría Assange, si era extraditado a Suecia, de ser después enviado a Estados Unidos, donde existía la posibilidad de que tuviera un juicio injusto o incluso fuera condenado a cadena perpetua o a muerte.

“Julian Assange es un profesional de la comunicación galardonado (…) que compartió con el público información privilegiada que afectó a funcionarios, países y organizaciones”, valoró Patiño. Por eso “confía en que Reino Unido otorgue el salvoconducto para Assange respetando los lazos de respeto mutuo con Ecuador”

“El derecho al asilio y refugio están garantizados por la Constitución ecuatoriana (…) amparada en los requerimientos internacionales”, afirmó el cancille,r al constatar que Assange no cuenta hoy por hoy con garantías en su propio país, Australia. El canciller reconoció además que el asilo crea obligaciones para todos los Estados.

Patiño recordó que “se han mantenido diálogos con Suecia y Reino Unido desde que se pidió asilo”. Ecuador es consciente, en palabras del diplomático, de que la justicia sueca ha tenido una actitud contradictoria que no beneficia un juicio justo a Assange. “Ecuador pidió a autoridades suecas que tomen declaración de Assange en embajada ecuatoriana en Londres (…) Suecia no aceptó”, indicó.

Durante la conferencia de prensa, Patiño rechazó además la “abierta intención [de Reino Unido] de utilizar de manera discrecional el uso de la fuerza como método de resolución que hasta ahora se había articulado a través de cauces amistosos y diplomáticos”.

“Reino unido no ha cedido un ápice para encontrar una solución diplomática satisfactoria para todas las partes”, afirmó, y consideró el comunicado de Reino Unido, en el que se amenazaba con ingresar en la sede diplomática ecuatoriana, “un ataque sobre la soberanía ecuatoriana”.

“Ecuador no ha recibido ninguna disculpa por parte del Reino Unido”, afirmó Patiño para anunciar que ha pedido a los países que integran el ALBA y la Unasur que se reúnan para tratar el caso.

Instantes antes de la conferencia de prensa de Patiño, el presidente ecuatoriano anunció desde su Twitter que sería el canciller el encargado de anunciar la decisión de su Gobierno. “Nadie nos va a atemorizar”, aseguró.

A la espera de la decisión ecuatoriana, policías británicos y manifestantes que coreaban frases en apoyo de Assange forcejeaban en las afueras de la embajada ecuatoriana en Londres. Al menos tres manifestantes fueron removidos por oficiales de policía mientras la multitud coreaba:”Están tratando de iniciar una guerra con Ecuador”.

 

Comentarios