#EdificioUCI La construcción había sido suspendida por el Ministerio de Trabajo en diciembre

Aunque desde la Unión de Comerciantes e Industriales señalaron que la situación “era normal”, desde el Ministerio de Trabajo ratificaron que “la obra está suspendida” porque desde diciembre no se solucionaron los problemas de seguridad allí encontrados.


En el edificio que construye la Unión de Comerciantes e Industriales de San Lorenzo en calle Ricchieri el Ministerio de Trabajo detectó, en diciembre de 2012, una serie de condiciones y factores que atentaban contra la seguridad de los trabajadores. “En ese momento se procedió a la suspensión preventiva de la obra”, confirmó en FM Vale Gerardo Canseco, Subsecretario del Trabajo de la Provincia de Santa Fe.

“La suspensión preventiva se realiza para evitar que haya posibles accidentes”, explicó Canseco y detalló: “La obra se suspendió en diciembre y luego los inspectores verificaron la obra en enero, donde se constató que no se habían corregido los errores. Ahora en marzo volvieron a constatarse las situaciones de inseguridad y se mantuvo la suspensión”.

“Actualmente la obra debe estar suspendida y en el procedimiento legal lo que corresponde para resolver el problema tiene dos vías. El contratista puede llamar al Ministerio para que éste constate que se solucionaron los problemas encontrados, o bien puede trabajar el Ministerio de oficio y encontrar que todo está en orden”, explicó el funcionario.

Consultado por este medio, el presidente de la UCI, Roberto Yacuzzi, señaló que la situación en la obra era “normal”, además de expresar que “los muchachos (por los trabajadores) estaban haciendo su trabajo en forma normal”.

Cabe destacar que Yacuzzi fue consultado por la producción de FM Vale y llamado para ser reporteado en el programa “Vale la Pena”. Lamentablemente el reportaje no se logró puesto que el empresario dijo que había “nada para decir”.

Comentarios