Día Mundial SIDA

El 20 por ciento de los santafesino vive con HIV y la mayoría no lo sabe

Para contrarrestar dicha cifra, se propone un dispositivo por el cual una persona recolecta su propia muestra clínica que interpreta sus resultados de forma autónoma


El gobierno provincial, a través del Ministerio de Salud, adhirió a la campaña global de concientización instaurada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de prevención y detección precoz del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), que puede causar Sida (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida), con el «debut» del autotest, un proceso en el cual una persona recolecta su propia muestra clínica -sangre o fluido oral-, realiza una prueba e interpreta los resultados en forma autónoma, cuándo y dónde prefiera.

Se estima que en todo territorio santafesino un 20% de la población vive con el VIH y no lo sabe. Y el objetivo para 2025 es lograr un 95% de personas diagnosticadas, bajo tratamiento antirretroviral (TAR), virológicamente suprimidas, con acceso a la salud reproductiva, bajo estrategias combinadas de prevención y disminución de la transmisión vertical.

La estrategia de autotest para el VIH constituye una herramienta adicional en la respuesta a la epidemia de VIH que puede reforzar la autonomía de los usuarios, favorecer la descentralización de los servicios de diagnóstico y estimula la generación de demanda en aquellos usuarios en los que el testeo frecuente resulta prioritario y en quienes no son alcanzados en forma adecuada por las estrategias disponibles. Su implementación está recomendada por la OMS desde 2016 como una forma segura, precisa y efectiva de captar a personas que no acceden al testeo a través de otras estrategias.

Entre los beneficios potenciales de la implementación del autotest se incluyen el fortalecimiento del acceso al testeo y de las tasas de diagnóstico oportuno, aumentar la frecuencia del testeo en poblaciones clave, además de brindar mayor autonomía y privacidad a los usuarios. Estos beneficios pueden contribuir a posicionar al autotest como una alternativa atractiva para los usuarios que por distintos motivos no acceden al testeo, o lo hacen con frecuencia insuficiente, y que complemente los servicios de asesoramiento y testeo existentes.

En cuanto a los riesgos potencialmente vinculados con el autotest de VIH, no hay evidencia de eventos adversos ni daños significativos en comparación con abordajes convencionales de testeo, ni diferencias en la tasa de vinculación y retención en el cuidado de las personas que obtengan un resultado positivo del autotest versus otros métodos de testeo.

El autotest debe ser considerado un método de «screening» para el VIH. Un resultado positivo no es sinónimo de diagnóstico de infección por VIH y tiene que ser confirmado de acuerdo a las recomendaciones vigentes.

Fuente: El Litoral

Comentarios