El 50 por ciento de las víctimas de trata en Santa Fe son menores de edad

El informe del Inecip en base a las causas federales por trata de personas para explotación sexual detectó que en la provincia, la mitad de las rescatadas tiene menos de 18 años. Los proxenetas las captan en base a seducción y engaños.


El 50 por ciento de las víctimas de trata en Santa Fe son menores de edad. El dato, tomado de las causas judicializadas en la provincia, lo aporta un informe elaborado por el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP). El porcentaje supera la media nacional, que es del 30 por ciento. No deja de ser un número “importante”, pero para la coordinadora nacional del Programa “Abrepuertas”, Aldana Romano, es parcial porque pueden haber “más menores dando vueltas en el comercio sexual”, más allá de las causas que efectivamente llegaron a la justicia. La provincia también se distingue, a diferencia de Misiones y Tucumán (las otras dos en estudio), por casos de “engaño en la relación sentimental”, como ingreso a la trata. “El proxeneta se hace pasar por el novio y capta la mujer para que ingrese a la red”, señaló la investigadora.

La iniciativa “Abrepuertas” tiene más de tres años de desarrollo. Se encuentra en etapa de cierre y conclusión, y pronto ingresará a imprenta. Es financiada por la Unión Europea y llevada adelante por el prestigioso INECIP. “La idea principal era el recorte de trata sexual en tres provincias de estudio, Misiones, Santa Fe y Tucumán”, ya que un estudio de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), realizado en 2006, las identificaba como provincias de captación. Al avanzar en la investigación, Romano y equipo se encontraron con una alarmante ausencia de estadísticas. “Había un gran faltante. No se sabía cómo operaba la problemática en Argentina, el perfil de víctimas, cómo se las capta, cómo se las explota… un montón de interrogantes”.

Por ese motivo, el Instituto entabló un convenio con la Unidad Fiscal de Asistencia en Secuestros Extorsivos y Trata de Personas (UFASE), para acceder a las causas federales, principalmente los procesamientos desde el año 2008 al 2011. “Se tuvo acceso a las causas enteras, que no eran tantas, con lo cual no se pudo hacer un informe estadístico muy fuerte”, describió Romano, quien aclaró que no se efectuaron entrevistas a víctimas del delito de trata.

Santa Fe responde “en muchas cosas” a la media nacional. Pero la caracteriza el tener más cantidad de víctimas menores que mayores. Romano pide “leer (el dato) con muchísimo cuidado” ya que “las primeras conceptualizaciones de las víctimas que hace la sociedad argentina es: o sos menor o sos extranjera”. Pero que la provincia tenga un 50 por ciento de víctimas menores, como es el caso de las causas judicializadas, no deja de ser un “porcentaje importante”. La coordinadora de la investigación atribuye el alto número a “cómo la justicia identifica a las víctimas” porque “todavía le falta la identificación de las víctimas argentinas adultas explotadas”.

La media nacional es del 30 por ciento de menores de edad y los datos de Santa Fe se toman en base a 20 causas, por lo que –para Romano-? el dato estadístico “es muy bajo” en relación a las 202 víctimas de procesos judicializados a nivel nacional. En cuanto al otro dato relevante, con respecto al engaño de las supuestas parejas que finalmente son proxenetas, es algo propio y exclusivo de Santa Fe ya que “no apareció para nada a nivel nacional”.

Para Romano, la problemática de la trata no existe “si no hay un grado de omisión o complicidad con sectores del Estado, y hablo de todos, policía, justicia y los poderes locales. Es impensable que no exista un conocimiento por parte de las autoridades”. Y en ese sentido, puso particular atención en la creación de las divisiones especiales de las policías provinciales para combatir el delito de trata, donde Santa Fe “no es excepción”.

“Es harto conocido que los policías son parte de los actores que regulan el mercado delictivo de la prostitución. En ese marco, que las divisiones puedan ayudar a la investigación me genera muchísimas dudas. Más aún cuando uno conoce que las policías, en casos supuestos de trata, están casi compitiendo con la labor de la policía federal. No hay mucha investigación sobre los delitos conexos, que sí son de competencia provincial. Esa una enorme falencia, un hueco, a nivel país, ya que son delitos tan graves, de competencia provincial”, concluyó Romano.

Comentarios