Juego clandestino

El abogado de Traferri volvió a acusar a los fiscales que intentaron investigarlo

Denunció que visitaron en la cárcel al ex fiscal Patricio Serjal "para presionarlo" a fin que involucre al legislador de San Lorenzo en la misma causa


El abogado José Luis Vázquez, asesor letrado del senador sanlorencino Armando Traferri, denunció que los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, que investigan la ruta del juego clandestino en la provincia, visitaron el pasado 4 de enero, en la cárcel, al ex fiscal Regional Patricio Serjal, detenido por tales hechos.

Según el profesional, su intención era la de “presionarlo” para que involucre al legislador de San Lorenzo en la misma causa.

“Nos sorprendió conocer esta novedad escandalosa, que es que los fiscales, ante este fracaso de su investigación que motivó justamente el rechazo del cese de la inmunidad por parte del Senado, fueron el día 4 de este mes a la cárcel a ver a Patricio Serjal. Y estuvieron más de una hora con Patricio Serjal tratando de convencerlo, presionándolo para repetir la gran Ponce Asahad. Entonces esto es realmente escandaloso, no reconoce ningún antecedente y muestra una manera de actuar que roza la ilegalidad más flagrante”, consideró.

Vázquez adelantó, además, que denunciará el accionar de los fiscales ante la Corte Suprema de Justicia y la Procuración de la Provincia.

“En realidad tendríamos que denunciarlo ante el MPA (Ministerio Público de la Acusación), pero el MPA ha perdido su esencia, que es la investigación penal, para convertirse en una agencia política de inteligencia en la provincia. Realmente al MPA no podemos acudir. Y estamos pensando en hacer denuncias en organismos de justicia supranacional, como es (la Corte Interamericana de Derechos Humanos de) Costa Rica, porque en este terreno no tenemos garantías”, agregó.

Traferri había sido apuntado por los mencionados fiscales como partícipe de una asociación ilícita dedicada al juego clandestino y de la que formaba parte el detenido los ex fiscales fiscal Sergel y Gustavo Ponce Ashad, y el empresario Leonardo Peiti. Por eso, solicitaron en diciembre último el pedido de desafuero para ser imputado, pero sus pares lo rechazaron. Por tal razón, y esa inmunidad que prvé las leyes que los mismos legisladores sancionan, quedó exceptuado para ser acusado.

Al respecto, el abogado ratificó que todo se trató de una operación de prensa que montó el titular del Ministerio de Seguridad, Marcelo Sain. “Sin ninguna duda. Con absoluta certeza. Y esto que está pasando lo demuestra. ¿Usted cuándo vio que dos fiscales vayan a un centro de detención a presionar a un detenido, intentando que ese detenido complique a una personalidad pública en una causa de la resonancia que ha tenido esta. Inventanda, generada, alimentada solamente por una maniobra política que comanda el jefe de la inteligencia provincial que es Marcelo Sain. Estos chicos trabajan de agentes secretos, no trabajan de fiscales”, concluyó.

Fuente: Diario Uno

Comentarios