El antimoyanismo no logra unirse para desbancar al camionero

Hoy se encuentran Barrionuevo y Los Gordos: proponen un triunvirato en la CGT


Apenas 59 días del congreso que debe elegir a las nuevas autoridades de la CGT, siguen las divisiones en el frente de gremios que se propone impedir que Hugo Moyano consiga su reelección . Hoy a la tarde, por ejemplo, se reunirán Luis Barrionuevo y los dirigentes del grupo de “Los Gordos” (Oscar Lescano, Carlos West Ocampo, Héctor Daer, Ricardo Pignanelli y Armando Cavalieri) para tomar en conjunto una decisión que cada uno por separado ya tomó: no ir a la cumbre programada para mañana en la UOCRA y en la que paradójicamente se iba a mostrar la unidad del antimoyanismo.

También hoy, pero al mediodía, habrá otro encuentro entre sindicalistas, en este caso de la disidencia moyanista . El anfitrión será el taxista Omar Viviani, un dirigente que acaba de distanciarse del camionero y que ahora contaría con luz verde del Gobierno para candidatearse a secretario general de la CGT. Es más: un rumor que circuló este fin de semana es que Viviani anunciaría hoy su lanzamiento .

Hasta ahora, el sindicalista que reunía más apoyos, incluso del Gobierno, para pelear la CGT contra Moyano era el titular de la UOM, Antonio Caló . Pero el metalúrgico habría caído en desgracia con la Presidenta por el paro nacional que la UOM realizó el jueves.

Entre los “Gordos” y el barrionuevismo aseguran que Viviani “de ninguna manera” podría ser el candidato de la unidad antimoyanista para enfrentar a Moyano. Pero la visión de los “Independientes” (UOCRA, UPCN, Obras Sanitarias) es diferente.

“ Lo de Viviani empezó a tomar cuerpo ”, dijeron ayer en ese sector. Y agregaron: “Algunos gremios ya recibieron desde un ministerio importante el mensaje de que se lo debe apoyar”.

Aunque se mostraba cada vez más alejado de Moyano, el taxista terminó de romper con el camionero el jueves pasado, cuando anunció que no buscaría la reelección en la poderosa Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT ). Desde el moyanismo le habían advertido que si quería un nuevo mandato debía apoyar a Moyano en la interna de la CGT.

La reunión de la CATT fue fuerte y hubo acusaciones cruzadas.

Viviani, incluso, le pasó una factura a los moyanistas por unos silbidos que le habrían propinado durante el acto del pasado 29 de marzo en el que se recordaron los 30 años de la marcha de la CGT contra la dictadura. “Me quedé sorprendido con la recriminación, porque estuve en ese acto y no escuché ningún silbido. Para mí fue una excusa para tomarse el avión”, dijo a un aliado del camionero. Al día siguiente, Viviani vació su oficina en la CGT.

La reunión entre “Los Gordos” y Barrionuevo será a las 18.30 en SMATA. Lo de reunirse para decidir que no irán a la UOCRA es nada más que una excusa: hasta ya le adelantaron la decisión al estatal Andrés Rodríguez. En la reunión de hoy ambos sectores también definirían su plan de pelear porque la próxima conducción cegetista esté formada por un triunvirato . El gastronómico busca ser uno de los tres jefes.

Moyano siente, mientras tanto, que tiene reales posibilidades de retener el control de la central sindical . Sus fortalezas, cree, son dos: las divisiones en el antimoyanismo y la escalada de la Presidenta contra el sindicalismo en general.

Fuente: Clarín

Comentarios