El caso Perassi, más cerca de quedar impune

Mientras la familia organiza una marcha por Paula para el próximo martes 18, la Justicia está a punto de dictar el sobreseimiento de Strumia y Díaz y el caso se quedará así sin acusados. Desgarrador testimonio de Alberto Perassi en FM Vale.


“No, lamentablemente no hay novedades. Hace largo tiempo que hay mucho silencio”, fue la primera respuesta de Alberto, consultado por FM Vale en relación a novedades en la causa judicial que investiga la desaparición de su hija Paula.

Y mientras la familia organiza para el 18 de junio otra marcha para pedir Justicia por este caso “y por tantos otros casos que también necesitan en San Lorenzo y toda la Provincia” –dice Alberto-, los abogados defensores redoblan esfuerzos para juntar pruebas y que no llegue el sobreseimiento de Gabriel Strumia y Antonio Díaz, únicos sospechosos que hasta aquí estuvieron procesados.

“Ellos tienen ese derecho y yo lo sé, pero una vez más me pregunto: ¿Dónde están mis derechos? Pareciera que cualquiera puede hacer desaparecer a alguien y no pasa nada. Antes desaparecían por los militares, ahora desaparecen en democracia”, señaló Perassi.

“Siguen pasando los días y los meses y nadie se hace problema”, dijo Perassi y siguió: “Bueno, quizás la familia Perassi no se lo merece; pero quisiera saber qué pasaría si alguna vez se me sale la cadena. Quiero ver cómo a mi no me meten preso. Evidentemente hay algo que acelera y desacelera las cosas”.

Conmovido, Alberto dijo luego: “Yo no pretendo meter preso a nadie, sólo quiero que esto tenga un final. Lo que busco son al menos 4 o 5 huesos de Paula para poder tenerla en algún lugar, ir a llorarla, a descargarme o a decirles a mis nietos ahí está tu mamá. Muchos han perdido hijos, pero tienen donde ir a llorarlos. Yo estoy privado de eso por estos justicieros atorrantes. Eso es lo que más me duele. No quiero más nada; quiero que me digan dónde está”.

Perassi también confesó que sus abogados le aconsejan que “siga esperando y lo hago”; pero “veremos cuánto más resisto y no puedo decir qué va a pasar”, soltó. “Va a terminar en la nada, va a quedar como que los derechos de la familia Perassi no existieron. Me parece que no debería quedar en la nada porque si es así quedamos a merced de que a cualquiera nos pase cualquier cosa”, razonó Alberto y disparó: “Estamos a merced de los corruptos”.

“Yo no me voy a entregar nunca –gritó Perassi- y nunca voy a dar el caso por cerrado; si seguimos con Strumia y Díaz y nunca averiguamos el entorno estamos en un camino equivocado. Hay una autora intelectual, pero nadie hace nada y nadie toca a nadie”.

«Qué hice de mal, por qué me castigan tanto, por qué… No quiero meter preso a nadie, sólo quiere que se cierre esto de una vez. Sólo estoy pidiendo los huesos de Paula para poder ir a llorarla», dijo entre lágrimas Perassi.

“Dicen que el tiempo va a traer la verdad; ojalá Dios se acuerde y me dé una respuesta”, dijo por último Alberto.

Comentarios