El Central definió que hay reservas de sobra y giró más fondos al Tesoro

El directorio del Banco Central calculó por primera vez desde que rige la nueva Carta Orgánica el nivel de reservas que necesita para no sufrir sobresaltos


El directorio del Banco Central calculó por primera vez desde que rige la nueva Carta Orgánica el nivel de reservas que necesita para no sufrir sobresaltos. Y estimó que los dólares atesorados (47.704 millones) son más que suficientes para mantener el control sobre el mercado cambiario. Tras llegar a esa conclusión, aceptó girar 2.180 millones de dólares al Tesoro. A cambio de esos fondos, el Central recibirá del Tesoro una letra intransferible.

Ya acumula ese tipo de activos por más de 30.000 millones de dólares.

Los fondos forman parte de una partida mayor (según se publicó ayer en el Boletín Oficial, US$ 5.674 millones) que necesitará este año el Gobierno para pagar deuda con organismos internacionales y acreedores privados.

Como el giro de dólares se hará en forma escalonada a lo largo de este año, el Central deberá volver a definir, hacia julio, si en ese momento se dan las condiciones como para girarle más dólares al Tesoro. Y lo mismo hará a fines de septiembre.

De esto se desprende que el Central hará una lectura dinámica y varias veces en el año, de lo que considera el nivel “suficiente” de reservas y, en base a ese análisis, determinará si hay o no excedente para girarle divisas al Tesoro.

El nuevo rol del Directorio surge a partir de que se modificó la forma en que se calculan las hasta ahora denominadas Reservas de Libre Disponibilidad (RLD). Con la vieja Carta Orgánica, las RLD surgían de los dólares que excedían el monto necesario para respaldar la base monetaria . Técnicamente, si ese criterio siguiera vigente, hoy no habría RLD y el Central estaría impedido de girar dólares al Tesoro.

Para el nuevo cálculo, el Directorio del BCRA actualizó las proyecciones del sector externo y el análisis de las condiciones actuales y futuras de la economía. Se tomaron en cuenta los vencimientos de la deuda pública y privada, el volumen de las importaciones y también el nivel de dolarización de los depósitos. Pero además se concluyó que, por el ritmo al que vienen creciendo las importaciones, y sobre todo, la disparada en el precio de la soja , la economía argentina contará con más dólares de los que se proyectaban unos meses atrás.

Fuentes del Central estimaron que en este nuevo escenario el Mercado Unico y Libre de Cambios dejará un saldo a favor de 12.000 millones de dólares en 2012, unos 3.000 millones más de los que se calcularon a fines de 2011.

El optimismo contrasta con las nuevas exigencias para acelerar la liquidación de divisas por parte de los exportadores que se conocieron el miércoles.

No hay certeza, tampoco, de que ese mayor volumen de divisas disponibles afloje los controles de la AFIP y el BCRA que deben afrontar quienes buscan comprar dólares, tanto para ahorro como para saldar importaciones.

Fuente: iEco

Comentarios