Crítica situación

«El desamparo a la educación es total, primero por falta inversión y ahora inseguridad»

Lo señaló la diputada provincial Silvana Distéfano, quien reclamó desde la Legislatura por más seguridad. Mencionó un reciente caso en Rosario y otro en Capitán Bermúdez


“Es notable el incremento de los hechos violentos y de vandalismo contra las escuelas y no deben ser minimizados”, señaló la diputada provincial Silvana Distéfano luego de conocerse el ataque al colegio “Islas Malvinas”, en Rosario, sucedido la semana pasada.

El pasado 20 de abril, dicho establecimiento fue víctima de un fuerte ataque y amenazas donde apareció un papel escrito, amenazante, y 46 vainas servidas. “El desamparo a la educación es total, primero la falta de inversión y ahora la inseguridad”, aseguró.

En este sentido, la legisladora presentó un proyecto donde pide a la provincia que informe sobre si se ha efectuado un relevamiento respecto del incremento de este tipo de hechos de vandalismo y agresiones, si se han implementado medidas conjuntas entre los ministerios de Educación y de Seguridad, si se ha trabajado en políticas de prevención de estos hechos, y si se encuentran garantizadas las condiciones de seguridad para el dictado de clases.

“Este hecho, es la punta de un iceberg visibilizado por los medios pero que es mas grande. La escuela, muchas veces, es la caja de resonancia de problemas que suceden afuera, en otros ámbitos de la sociedad. Lo entiendo; pero también considero que se debe trabajar aún con más perseverancia desde el Estado, acompañando a cada comunidad escolar”, expresó Di Stefano.

«Es notable el incremento de los hechos violentos en los colegios y de vandalismo contra los establecimientos, y no solo en Rosario; hace unas semanas se viralizaron videos en una escuela de Capitán Bermúdez con alumnos tomándose a golpes, y en Santa Fe se investigó una amenaza surgida desde las redes sobre un colegio. Nada de esto debe ser minimizado”, indicó.

Finalmente, Di Stefano dijo que el contexto de violencia por el que atraviesan varias ciudades de la provincia «ha repercutido en la comunidad educativa avasallando uno de los derechos más elementales como es la educación. Es nuestro deber, como legisladores, poner nuestro mayor esfuerzo para garantizar que el ciclo lectivo se desarrolle en las mejores condiciones, tanto para las alumnas y alumnos, como para docentes, no docentes, padres y madres”.

Comentarios