Hidrovía

“El Estado no está en condiciones de realizar el dragado, hace 25 años lo hacía y mal”

Luis Zubizarreta, presidente de la Cámara de Puertos Privados, explicó junto a Eduardo Feinmann en La Nación, el papel clave que desempeña el canal navegable para el desarrollo de Argentina.


Hidrovía San Lorenzo

Este fin de semana hubo muchas del gobierno a favor de la estatización de la vía navegable. En ese marco, Luis Zubizarreta, presidente de la Cámara de Puertos Privados, en diálogo con Eduardo Feinmann en La Nación, habló sobre la concesión de la Hidrovía Paraguay – Paraná.

“Nosotros tenemos la gran desventaja de estar alejados de los principales mercados del mundo y nuestros competidores están cerca: Europa, Estados Unidos y Brasil, que son países agroindustriales como la Argentina, tienen una cercanía a los mercados mucho mayor. Ahora bien, nosotros tenemos algo que lo compensa y es un río que llega hasta el corazón productivo agroindustrial de la Argentina, que es el Río Paraná”, precisó el entrevistado.

Asimismo, Zubizarreta recordó: “La Argentina tenía un río que tenía un caudal natural, de aproximadamente 8 metros, que permitía que entraran barcos, pero que no se llevaran toda la carga. Y a partir del año, 88, 89, se tomaron tres decisiones claves. La primera, en el 89, conformar el CIH que es el Consejo Intergubernamental de la Hidrovía, es decir, cinco países de la Cuenca del Plata se juntaron para decir queremos utilizar esta vía y maximizar los flujos”.

“El segundo –continuó- fue la Ley de Puertos, sancionada en el año 92, que permitió que los privados llevaran a cabo inversiones, viendo que el Estado no estaba en condiciones de realizar una inversión acorde a las necesidades agroindustriales del país. Y se hicieron inversiones enormes de más de 10 mil millones de dólares en el río, en puertos y también en infraestructura portuaria”.

«Y el tercero, fue la concesión de la Hidrovía, es decir, el Estado que era el que dragaba, tenía equipos deficientes y lo hacía mal y se necesitaba darle profundidad al río para que entraran barcos más grandes, y en definitiva pagar fletes menores, porque los productos agroindustriales tienen un altísimo componente de fletes en su precio y el precio es relativamente bajo», detalló.

«Se encabezó la obra en ese año, se hizo una licitación pública y eso permitió que la profundidad del río pase de los 8 metros que tenía a aproximadamente 11 metros o un poco más y parte con una infraestructura muchísimo mejor», resaltó el presidente de la Cámara de Puertos Privados.

«Esa combinación de los tres hitos permitió que la Argentina de un salto agroindustrial a tasas asiáticas. Porque es el único sector dinámico de la Argentina que en los últimos 30 años creció y que en definitiva permitió que nuestras complicaciones económicas no fueran peores”, enfatizó.

“Y en esos, 25, 30 años pasamos de exportar 20 millones de toneladas de productos commodities a exportar hoy más de 100 millones de toneladas, es decir, quintuplicamos nuestras exportaciones. Además, les agregamos valor y trabajo argentino”, señaló.

Respecto al proceso licitatorio, esta concesión se renovó en 2010, en el gobierno de Cristina Fernández, por 10 años más, y ya se encuentra vencida. “Nosotros vemos que, si algo funciona, y esto funcionó, haciendo los ajustes necesarios habrá que hacer una nueva licitación, que nos permita seguir en esa dirección, quizás con más controles e incorporando temas medioambientales”, indicó el presidente de la Cámara de Puertos Privados.

Y, seguido, consideró que “ese era el camino donde iba el fallecido ministro de Transporte Meoni y donde entendemos va el nuevo ministro Guerrera. Pero preocupan algunas voces que tienen una mirada contraria al desarrollo”.

Sin embargo, Zubizarreta consideró que “en el Ministerio de Transporte la dirección es otra, es ir hacia una concesión y esa es la única dirección razonable. Además, hay que tener en cuenta que lo que se haga ahora va a impactar en los próximos 10 o 15 años de nuestra infraestructura logística, con lo cual es trascendente que se haga un pliego correcto, bien estructurado”.

“Y con las nuevas tecnologías nos va a permitir que consigamos una tarifa menor para el dragado, que entre varias empresas logremos mejores condiciones”, amplió. Y, seguido, aseguró: “El Estado no está en condiciones de realizar esa tarea, y hace 25 años lo hacía y mal, por eso se hizo ese cambio que fue virtuoso”.

Finalmente, Zubizarreta consideró que, en el actual estado de concesión, “la soberanía está 100% asegurada en manos del Estado y siempre lo estuvo”. “Hay muchos controles, quizás haya que mejorarlos, pero los flujos de exportación están bajo la lupa y la actividad privada puede hacer ciertas cosas y el Estado tiene que controlarlas. Pero no cercenemos estas inversiones que son fundamentales para que este país despegue. Las cosas que se hicieron bien conservémoslas y mejorémoslas”, concluyó.

Fuente: BCR News

Comentarios