“Llamo de parte del senador Traferri”

El ex diputado provincial Darío Scataglini fue detenido en el marco de la causa por juego

El ex diputado aparece en escuchas judiciales donde toma contacto con Leonardo Peiti en nombre del senador del departamento San Lorenzo Traferri


En el allanamiento llevado a cabo por personal de la TOE y AIC secuestraron dispositivos de almacenamiento.

El ex diputado provincial y asesor peronista Darío Scataglini fue detenido este jueves en el marco de una investigación por juego ilegal que tiene entre sus imputados al empresario Leonardo Peiti, al ex fiscal Regional de Rosario Patricio Serjal y a quien fuera su subalterno Gustavo Ponce Asahad. La medida la llevó adelante personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) junto al de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) por pedido de los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos Matías Edery y Luis Schiappa Pietra.

La detención de Scataglini se produjo este jueves al mediodía en su vivienda de pasaje Lassaga al 3500, de la ciudad de Santa Fe.

El ex funcionario legislativo será sometido a una audiencia imputativa que se estima tendrá lugar este viernes en el Centro de Justicia Penal de Rosario. En el operativo, los pesquisas secuestraron dispositivos de almacenamiento y el celular del sindicado, confiaron las fuentes.

Si bien el nombre de Scataglini ya había surgido en la investigación en agosto del año pasado. Puntualmente fue en la imputación a Patricio Serjal cuando se dio a conocer una llamada telefónica que hizo el ex diputado a la secretaria de Peiti, acusado como líder de una red de juego clandestino en varias ciudades de Santa Fe.

De acuerdo con la investigación, Peiti había sido advertido de que su celular estaba interferido por la Justicia. El aviso se lo dieron el fiscal Regional Serjal, y Ponce Asahad, según la acusación de los fiscales Edery y Schiappa Pietra. Serjal y Ponce están detenidos con prisión preventiva por el presunto cobro de coimas a Peiti para no perseguirlo por su actividad ilegal y, a la vez, brindarle información sobre pesquisas en su contra.

En la comunicación Scataglini se presentó, le dijo a la mujer que quería comunicarse con Peiti y le dejó un número de teléfono para que lo llamara. Le refirió: “Llamo de parte del senador (Armando) Traferri”. Para los fiscales, el senador del PJ por el departamento San Lorenzo constituye la “pata política de la asociación ilícita liderada por Peiti”.

Traferri se negó a asistir a una audiencia imputativa y los fiscales pidieron su desafuero, que fue rechazado por el Senado a finales del año pasado. Un juez de segunda instancia declaró inconstitucional la “inmunidad de proceso” de los legisladores santafesinos, pero el caso fue elevado a la Corte que debe resolver si Traferri puede ser imputado o no.

En este marco, Scataglini fue citado a declarar en la causa en agosto y septiembre de 2020. Finalmente lo hizo el 9 de diciembre de ese año y dijo que durante el 2019 fue citado por el senador Traferri a una reunión en San Lorenzo con Peiti, en la que también estaba el abogado de apellido (José Francisco Fernández) Chemes ( ex secretario de Legal y Técnica del municipio de Villa Gobernador Gálvez e imputado en la causa).

En esa reunión Peiti entregó una carpeta con folletería y publicidad sobre juego on line. Un año después, Scataglini reconoció haber llamado a Peiti al número que tenía en esa carpeta y dijo que este le devolvió el llamado a través de Whatsapp y desde otro número.

Más tarde recordó que se juntó con Peiti unos días después de ese llamado y que la reunión fue en el Hotel Los Silos de Santa Fe, contaron los fiscales en la imputación a Serjal.

La investigación siguió su curso y ahora los fiscales estimaron que hay elementos para imputarlo en la causa, lo que se conocerá en la audiencia imputativa a la que será sometido.

En la causa también está imputado un lugarteniente de la banda de Los Monos, Maximiliano “Cachete” Díaz, quien primero extorsionó a Peiti para cobrarle “seguridad” de sí mismo y luego se asoció al capitalista de juego clandestino en garitos ilegales, recordaron fuentes del caso.

La novia de Díaz, Flavia Broin y el ex comisario villagalvense Alejandro “Pipi” Torrisi, quienes recaudaban el dinero de los garitos ya fueron condenados a tres años de prisión condicional en el mismo expediente a través de juicios abreviados.

Comentarios