El gabinete del gobernador electo Miguel Lifschitz que está por venir

Septiembre es el mes que el actual senador propuso para discutir la integración de su gabinete. Las tres carteras radicales continuaran en sus manos y reclaman una cuarta. Canseco seguirá en Trabajo


La integración del futuro gabinete que acompañará la gestión del gobernador electo Miguel Lifschitz está en plena discusión. Los resultados de las pasadas elecciones que lo pusieron como ganador por una escasísima cantidad de votos, pero que le permitió superar los resultados de las internas respecto a Miguel Del Sel, es uno de los principales argumentos que esgrime el radicalismo para  “exigir” otro ministerio.

Es que, sin el decidido apoyo territorial que los radicales, revertir esos resultados hubiera sido imposible; al menos eso es lo que exponen los dirigentes del partido centenario. Y ahora, quieren cobrarse esa apuesta.

Los principales socios del Frente Progresista, Cívico y Social tienen confeccionado el mapa donde con su militancia y decisión dirigencial se logró recortar las diferencias en las internas con el PRO. Un ejemplo fue la ciudad de San Lorenzo, donde Lifschitz ganó.

Obras Públicas, Producción y Trabajo, hoy en manos de radicales, seguirán como tales. Respecto al último, es un hecho que la número dos, la socialista Nora Ramírez, dejará su cargo, por lo que suena fuerte su reemplazo por otro socialista: Gerardo Canseco.

El actual secretario de la cartera laboral santafesina hace casi cuatro años que ocupa dicho cargo y su conocimiento lo avala desde ya para seguir. Se sabe, que son puestos por decisión política, y el hecho de pertenecer a las filas del Partido Socialista Popular, a pesar de no ser del riñón de Lifschitz,  también lo avala.

Aunque el gobernador electo no tiene apuro, tampoco le sobra mucho tiempo. Su intención era darlo a conocer el gabinete sobre fines de octubre o principio de noviembre, ahora se mención que lo hará a principios del mes entrante.

También se habla que esta semana, cundo se sienten los socios, representados por tres dirigentes de cada partido (la mesa chica) comenzará a definirse los ministerios para cada sector político, a los fines de ponerle nombres y apellidos en la reunión siguiente.

Comentarios