Ayer un juramento...

“El gobernador Omar Perotti se mueve como si fuera un patrón de estancia”

Declaraciones de dirigente sindical que lo "bancó" en la campaña electoral y ahora lo "padece" en su estructura gremial. Igual, no reconoció el "error" de su posicionamiento político


La mayoría de los sindicatos estatales provinciales que “bancaron” la campaña a gobernador de Omar Perotti, hoy parecen estar arrepentidos.

Es que la política salarial expuesta por la actual administración fue en retroceso respecto a la que el socialismo mantuvo en los últimos años: pasó de sueldos con cláusula gatillo a un bono no remunerativo de 3000 pesos, como único ajuste de haberes en lo que va del 2020.

Por respectar el clásico verticalismo partidario del justicialismo, estos gremios, en su mayoría peronistas, se alinearon detrás de la figura de Perotti. Y festejaron cuando ganó las elecciones.

Hoy la realidad los muestra llevando adelante huelgas  y reclamando la reapertura de las discusiones paritarias y aumentos salariales.

Sin embargo, son muy pocos los dirigentes que admitan su “error” por apoyar una fórmula que en la actualidad no satisfizo sus expectativas. Y también son pocos los que se atreven a criticarlo, ya que la mayoría termina en discursos despersonalizados.

Sin embargo, hubo un gremialista que se atrevió a describir la actual conducción que tiene Perotti para con los trabajadores estatales y lo señaló como “patrón de estancia”.

Se trata de Carlos Ramírez, titular de la Asociación de Trabajadores Municipales (Adetram) de San Lorenzo, en alusión al modo en que la Provincia comunicó el otorgamiento de un bono de 3.000 pesos como único pago para incrementar los salarios, de forma inconsulta.

“Te dan 3.000 pesos en negro y te amenazan con que te portés bien, porque si no te lo quitan. Omar Perotti se porta como un patrón de estancia”, dijo el sindicalista en declaraciones brindadas a FM 105.7, esta mañana.

Y hasta lo comparó con la otrora gestión de Carlos Reutemann, también de signo justicialista y que mantuvo serias diferencias con los gremios estatales.

Sin embargo, no se acordó que, meses atrás, fue una de las tantas estructuras sindicales que lo apoyó para llegar a la Casa Gris.

 

 

Comentarios