El Gobierno aumenta el precio del biodiesel para las pequeñas empresas

El valor subió casi 15% pero dejó afuera a las grandes firmas, que ya presentaron quejas. La elaboración del biocombustible cayó 43% tras los cambios anunciados en agosto


l Gobierno aumentó el precio del biodiesel para las pymes en el mercado interno, después de que la producción se desplomara tras una medida que cambió las reglas del sector, hace poco menos de tres meses.
La Secretaría de Energía publicó los nuevos valores ?que se aplicarán para los pagos de las entregas efectuadas a partir de la segunda quincena de noviembre? segmentando el mercado entre empresas grandes, medianas y pequeñas que, por primera vez desde la implementación del corte con biodiesel en 2010, recibirán valores diferenciales.
En concreto, las pequeñas firmas productoras, recibirán
$ 5.333,29 por tonelada de biodiesel; las medianas obtendrán $ 5.182,53 y las grandes,
$ 4.565,34. Esto implica una suba para las dos primeras y una baja para las últimas, desde un valor común de $ 4.661 por tonelada que recibieron hasta mediados de noviembre.
Las correcciones que hizo el Gobierno a la medida publicada en agosto pasado apuntan a mantener viva a una industria local de menor escala. Se trata de poco más de treinta empresas PyME que abastecen buena parte del consumo interno de biodiesel, que debería representar el 7% del expendio total de gasoil, que obligatoriamente deben cortar las petroleras con el biocombustible. Pero tras el cierre de algunas de estas empresas y la menor producción de las grandes ?que además exportan? esa meta no se cumplió en septiembre ni en octubre, según fuentes de la industria energética.
Después de conocer la segmentación del mercado y la publicación de los nuevos valores, el presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), Fernando Peláez, dijo en declaraciones al portal edicionrural.com que la modificación del precio del biodiesel para consumo interno hecha por el Gobierno dejó conformes a las PyMEs pero no a las grandes empresas. ?El nuevo valor no está atado a los costos. Las empresas más grandes están peor ahora que en agosto. La situación es mala?, explicó.
Según publicó la Secretaría de Energía, se encuentran entre las grandes empresas las firmas Cargill, Dreyfus, Explora, Molinos Río de la Plata, Patagonia Bioenergía, Renova (de Molinos y la aceitera local Vicentín), T6, Unitec Bio (del grupo Eurnekian), la planta productora de Vicentín y Viluco (del Grupo Lucci).
A mediados de agosto, una resolución con la firma del ministro de Economía, Hernán Lorenzino; la ministra de Industria, Débora Giorgi, y su par de Planificación Federal, Julio De Vido, recortó en $ 790 por tonelada el precio del biodiesel para el mercado interno, llevándolo a $ 4.405, monto que las empresas denunciaron insuficiente para producir de manera rentable. En paralelo, las retenciones a las exportaciones subieron 10 puntos porcentuales. El anuncio estuvo a cargo del viceministro, Axel Kicillof.
La consecuencia inmediata de las medidas fue la caída del 43% en la producción de biodiesel entre agosto y septiembre (con una merma de 36% contra septiembre de 2011), según el Indec. La suba de retenciones, a la que se sumaron las restricciones de compra de España, impactó con una caída del 52 por ciento en las exportaciones entre agosto y septiembre.
Un mes más tarde, el Gobierno empezó a corregir las medidas e implementó un sistema de retenciones móviles, y una suba del precio en el mercado interno que ahora volvió a aumentar pero en el nuevo esquema segmentado.

Fuente: El Cronista

Comentarios