El Gobierno busca que automotrices compren piezas fabricadas en el país

La ministra de Industria, Débora Giorgi, mantuvo un encuentro con las máximas autoridades y técnicos de las marcas que fabrican en el país. Quieren que aceleren el proceso para la compra de partes fabricadas en el país


El mensaje de los encuentros fue claro: que se agilice el mecanismo para que las automotrices comiencen a comprar piezas en el mercado local, y reduzcan así la salida de divisas para importaciones.

Ayer, la ministra Débora Giorgi, junto a Diego Silva, del ministerio de Economía, reunieron a técnicos de las terminales radicadas en el país, donde pidió mayor celeridad en la integración con el mercado local de autopartes.

“Las terminales tienen que empezar a integrar cada vez más y las autopartistas deben ser más competitivas”, enfatizó como lineamiento oficial la funcionaria.

El encuentro que se realizó en el Palacio de Hacienda reunió a más de treinta representantes de ambos sectores, además de funcionarios nacionales, y se extendió por más de dos horas y media.

El gobierno nacional pretende equilibrar la balanza comercial del sector y en ese sentido mantendrá este tipo de reuniones en forma continua para monitorear los compromisos que asumen los distintos actores de la cadena automotriz. Por tanto, se fijó como nueva fecha de reunión el próximo 2 de octubre.

Giorgi estuvo acompañada por la jefa de Gabinete de la cartera, Andrea Bovris, y funcionarios de las secretarías de Comercio Exterior y de Coordinación Económica y Mejora de la Competitividad, además de especialistas del INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial).

Del sector privado estuvieron empresas autopartistas, las cámaras AFAC y ADIMRA, ejecutivos de las automotrices Renault, Volkswagen, Mercedes Benz, Toyota y Peugeot. También participaron sindicalistas de SMATA.

“Con el esfuerzo de todos, estamos tratando de redistribuir la renta de la cadena automotriz – autopartista, con medidas de protección y respaldo del sector por parte del Estado, en beneficio de la sociedad plena, no para que las empresas redistribuyan rentabilidad a sus centros”, añadió la ministra, según expresó un comunicado de prensa.

A su vez ratificó que el objetivo de Argentina y Brasil “es sustituir 37.000 millones de dólares de importaciones de autopartes que se registraron en 2011 desde extrazona”.

De acuerdo con la comunicación oficial Giorgi también alertó sobre el déficit que existe en la composición de piezas electrónicas nacionales en los autos.

En ese sentido instó a las terminales a “empezar a pensar en comprar en el país estas partes, ya que aquí hay suficiente capacidad e inteligencia”, y resaltó el rol de la provincia de Tierra del Fuego como polo tecnológico y electrónico.

Comentarios