El gobierno da un paso atrás con el proyecto para modificar el Impuesto a las Ganancias

Su tratamiento se daría recién en 2017 y así lo sostuvo ayer el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, tras reunirse con el presidente Mauricio Macri


El Gobierno confirmó que va a enviar el proyecto de modificación del impuesto a las Ganancias antes de fin de año al Congreso, pero reconoció que los tiempos legislativos son escasos y que su tratamiento se daría recién en 2017. Así lo sostuvo ayer el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, luego de la reunión encabezada por el presidente Mauricio Macri en la quinta de Olivos con gobernadores (en la que trataron también la iniciativa oficial de reforma política.

Frigerio subrayó que el acuerdo con las provincias es para «avanzar en una reforma que haga más progresivo al impuesto, que le dé alivio fiscal a una parte de la ciudadanía que hoy tributa». A su vez, recordó la importancia de «ser responsables de las cuentas públicas de la Nación y de las provincias, y por eso el proyecto que se elevará en los próximos días al Congreso contempla la necesidad de una reforma, pero también la obligación de cada nivel de gobierno de cuidar los recursos».

Las provincias aceptaron que la modificación del impuesto a las Ganancias no implique un costo fiscal superior a los $ 27.000 millones en 2017, que es de hecho el impacto que el proyecto oficial calcula tendrá con las modificaciones que proponen. No obstante, a cambio las administraciones subnacionales podrían recibir alguna compensación para las cajas provinciales, por la baja de fondos que recibirán. El Gobierno había admitido que la reforma de las escalas de Ganancias podía pasar para el año próximo, según había confiado una fuente de Casa Rosada a El Cronista dos semanas atrás. Además, evalúan no eliminar este tributo del todo para los trabajadores, tal como lo había prometido en campaña Mauricio Macri.

«Eliminar Ganancias sería dar de baja el impuesto más progresivo del sistema tributario argentino», justificaron desde el Gobierno. De todos modos, el proyecto de ley buscará subir un 15% el mínimo no imponible e intentará suavizar las escalas en un proceso que llevaría dos años.

Desde el oficialismo se relajan en que, más allá de cuándo se terminen aprobando las modificaciones a la ley de Ganancias, al ser un impuesto anual regiría para todo el año próximo. No obstante, desde la CGT se mostraron molestos por la dilación en el tratamiento legislativo y la posible no eliminación de este tributo. Este tema se suma a la agenda que llevarán a cabo en el encuentro de la mesa de diálogo tripartito, el próximo lunes.

?Culmina el primer año de gestión de Mauricio Macri y entre las promesas de campaña que no cumplió está la modificación de Ganancias. En campaña, dijo que eliminaría Ganancias pero en 2016 ha duplicado la cantidad de trabajadores que tributan», se quejó ayer el diputado Facundo Moyano.

En la reunión de Olivos estuvieron los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba); Domingo Peppo (Chaco); Gustavo Bordet (Entre Ríos), Mario Das Neves (Chubut); Omar Gutiérrez (Neuquén); Juan Manuel Urtubey (Salta); Alberto Weretilneck (Río Negro) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego).

«Venimos trabajando con las provincias hace rato con este tema. Tenemos que asumir que somos un país federal, que hay impuestos coparticipables, es decir impuestos que se comparten entre Nación y las provincias», dijo Frigerio.

Comentarios