¿Días de tensión"

Nación habilitó la empresa que alquila Vicentín y hoy volvió al trabajo

El gobierno le sacó el viernes de manera provisoria la matrícula, pero este martes a última hora lo volvió a subir en el registro de operadores del mercado


La suspensión de la matrícula para operar en el mercado de granos a la exportadora de granos Díaz y Forti se sintió hoy muy fuerte en el mercado de granos, con teléfonos al rojo y lobbys cruzados. Finalmente, y luego de gestiones en las que intervinieron hasta gobernadores de más de una provincia, el Ministerio de Agricultura informó  anoche que volvió a subir a la firma al registro de operadores habilitados por lo que la operación de la exportadora será mañana miércoles totalmente normal.

El Ministerio de Agroindustria bajó el viernes a la empresa del Registro Único de Operadores del Mercado de Granos (Ruca) argumentando que granos que la firma había entregado a Cofco y Renova con destino de molienda terminaron siendo exportados como poroto.

Si bien la exportadora presentó la documentación que mostraba que los granos observados siempre habían figurado con destino a la venta externa y que lo que hubo fue error de carga en las terminalescomo lo admitieron las propias empresas, hasta este lunes por la tarde la empresa acumulaba 5 días sin operar.

En efecto, tanto el secretario de Agricultura de la Nación, Julián Echazarreta, como el funcionario de la cartera encargado de las habilitaciones en el Ruca, Marcelo Rossi, tienen desde este lunes toda la documental interna aportada por Díaz y Forti.

En la empresa ahora esperan que el gobierno los vuelva a subir al registro y luego se tome las 72 horas que tiene para analizar la documentación y tomar una resolución final. En caso de no haber prontas definiciones, en Díaz y Forti están preparando la presentación de una medida cautelar.

Precisamente, esas 72 horas de revisión pero con las firmas observadas en el Registro pudiendo operar normalmente hasta que se tome una decisión en firme son las que sí están vigentes para Cofco y Renova, que a diferencia de Díaz y Forti no fueron suspendidas pese a estar implicadas en las mismas operaciones observadas por las autoridades. Semejante trato diferencial no pasó desapercibido en el mercado de granos ya que le pone palos en la rueda a una exportadora en ascenso que le está compitiendo en la originación de granos a los grandes del exterior (con ofertas comerciales que atraen acopios, productores y cooperativas) desde que empezó a operar a fazón las plantas de Vicentin en San Lorenzo y Ricardone.

“Contamos con la acción de contralor por parte de los organismos estatales involucrados, así como la predisposición de COFCO y RENOVA para completar en termino la rectificación que permitirá el cierre del expediente. La firma agradece la gestión de los Gobernadores, colegas y funcionarios involucrados que se mostraron predispuestos a colaborar y vehiculizar estas gestiones”, agrega el comunicado.

Consecuencias

Por la salida del Ruca, se paró la molienda y la carga en el complejo de Vicentin en San Lorenzo. También se rechazaron 1.600 camiones que tenían cupo de descarga. Además, les quedó por cargar 10 mil toneladas de harina a un barco que habían previsto tener completado el fin de semana. Y  además tienen otras 11 embarcaciones en rada. Toda esta demora en la logística se traduce en mayores costos y demoras en el pago a quienes le entregaron granos.

Precisamente, al no poder recibir los granos por estar inhabilitada, los productores y acopios que se los enviaron no pueden cobrarlo. También hay mucha incertidumbre y malestar en los productores que tienen comprometidas entregas para los próximos días calzadas con pagos que debían afrontar. No en vano los teléfonos estuvieron al rojo en la exportadora y en los centros de Corredores y Acopiadores de todo el país. Incluso, estuvo muy activo hoy en el mercado las fijaciones por parte de productores que quieren cobrar los granos entregados en todas las empresas, un termómetro del temor con el que se mueven los chacareros tras el histórico impago de Vicentin.  No obstante, en el caso concreto de Díaz y Forti, como señal al mercado, la empresa pagó -incluso depositando antes de tiempo- todo lo que tenia facturado. Un pago que buscó mostrar que no hay problema de liquidez sino que una decisión del gobierno que no les permite operar con total normalidad. Con todo, al haberse levantado la suspensión, si bien los costos logísticos extra los tendrá que afrontar, lo cierto es que la comercialización se normalizará en las próximas horas.

Salir del Ruca también le generó  un frente en el mercado de futuros para Díaz y Forti, que ahora tras el levantamiento de la suspensión quedó desactivado. Es que la empresa tiene 200 mil toneladas de soja en la posición de noviembre. “El mensaje oficial es que los vendedores pueden hacer uso de la opción de no entregar los granos comprometidos en la posición noviembre y en caso de haber una diferencia de precios negativa para ellos el mercado se las liquidará”, le dijo a Rosario3 Andrés Ponte, presidente del Matba Rofex.

El impacto de la salida de Diaz y Forti del Ruca también sirvió para medir la mayor incidencia que está teniendo en el mercado como comprador de granos ya que hay proveedores hasta de Buenos Aires y Bahía Blanca con cargas comprometidas a entregar. Es más, su lista de proveedores ya es más grande que las de varios compradores tradicionales del exterior habida cuenta de que amplió su contrato a fazón para hacer crushing y embarque desde el complejo de Vicentin en San Lorenzo.

Fuente: Rosario 3

Comentarios