El Gobierno Provincial mejoró la cancelación de deuda con las empresas constructuras

La propuesta de pago fue aceptada por la Cámara de la Construcción. "Quizás hemos pasado el peor de los momentos de este año", dijo el ministro de Obras Públicas


“Quizá hemos pasado el peor de los momentos en 2012 y creo que nos vamos encaminando en un plan de mayor previsibilidad”, señaló ayer el ministro de Obras Públicas provincial, Julio Schneider, luego que el gobierno mejorara la oferta de cancelación de deuda con las empresas constructoras de Santa Fe y Rosario. En la última reunión con los empresarios, desde el gobierno ofrecieron cancelar la deuda a junio con cheques de pago diferido a 150 días. “Si bien no podemos decir que las condiciones son ventajosas, las aceptamos y tomamos porque esto le permitirá a cada empresa discutir los contratos y poder adaptarlos con claridad hasta que la Provincia consiga los recursos”, apuntó el titular de la delegación local de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), Ricardo Griot. Tanto el ministro como el empresario coincidieron en señalar que la obra pública no está paralizada, aunque reconocieron que las dificultades financieras las retrasaron.

El ministro Schneider se mostró optimista en relación al futuro de la continuidad de la obra pública en Santa Fe. Luego de encabezar junto al gobernador Antonio Bonfatti, el vicegobernador Jorge Henn, la intendenta Mónica Fein, y el ministro de Justicia, Juan Lewis, el acto de apertura de sobres con las ofertas económicas para la ejecución de la segunda etapa del nuevo Centro de Justicia Penal que se está construyendo en la manzana comprendida por las calles Sarmiento, Virasoro, Mitre y Rueda, donde funcionaba el Heca (ver aparte), el titular de la cartera de Obras Públicas se refirió al acuerdo con las empresas constructoras.

“La semana anterior pudimos mejorar la oferta de cancelación de deuda con la cámara de Rosario y la de Santa Fe, con la cancelación de toda la deuda a junio antes del mes de noviembre, lo que nos pone en un escenario mejor a la hora de planificar lo que resta del año”, adelantó

Schneider en declaraciones a La Ocho. “Ahora estamos trabajando en un conjunto de obras en marcha que seguirán a un ritmo acordado con las empresas”, agregó el funcionario.

De esta manera, el titular de la cartera de Obras Públicas provincial planteó que se podrá encarar un plan de obras que pueda atender la provincia. “Desde Obras Públicas hay mucha demanda y perspectivas a futuro de hacer un conjunto de obras, pero hay que tener en claro cuáles son las obras a priorizar. Quizá hemos pasado el peor de los momentos en 2012 y creo que nos vamos encaminando en un plan de mayor previsibilidad”, auguró el funcionario.

El ministro dijo aspirar a que “el impacto negativo que pudo haber tenido esto en la obra, no solo pública sino privada, tenga el menor de los impactos. Están las obras del hospital en San Martín y Circunvalación, el Acuario, Ciudad Joven, esta misma que abrimos hoy (por ayer). En ese sentido hay condiciones para que siga habiendo demanda de mano de obra en Santa Fe”.

Consultado por Rosario/12, Griot aseguró que la propuesta del gobierno provincial de cancelar deuda atrasada con cheques diferidos a 150 días les permitirá avanzar con las obras. “Si bien no podemos decir que las condiciones son ventajosas, pero al menos hay una claridad que le permitirá a cada empresa discutir los contratos y poder adaptar su ejecución hasta que la Provincia consiga los recursos, vía la reforma u otras alternativas de endeudamiento”, precisó el empresario.

Por otra parte, el empresario consideró que la mayoría de las obras públicas “no están paralizadas, sí hay varias que van a un ritmo menor. También es cierto es que cuando se termina una obra y al no iniciarse las que las reemplace, esto implica que se pierdan puestos de trabajo, algo que ocurre habitualmente en nuestra actividad”.

Fuente: Agencia Fe

Comentarios