El gobierno provincial vuelve a la carga con la suba de la tarifa de agua

Hoy se realizará la primera de las tres reuniones convocadas por el ente regulador para evaluar el pedido de aumento del 26 por ciento. Según el gobierno, se trata de una readecuación de valores.


El gobierno provincial, Aguas Santafesinas SA (Assa) y el Sindicato de Obras Sanitarias defenderán el 26 por ciento de aumento en la tarifa del agua solicitado para 2013. El planteo se hará hoy en la primera audiencia pública prevista por el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) en la sede de gobierno de la UNR (Maipú 1065). Frente a La Capital, el ministro de Aguas y Servicios Públicos, Antonio Ciancio, consideró “injusto hablar de tarifazo” e insistió en que el incremento “no es otra cosa que una readecuación para acompañar la inflación”. El funcionario también aclaró que la colocación de medidores “no le cambiará la vida a nadie” y criticó el uso “político” que directores del ente y de ONGs harán de la convocatoria.

Assa tiene previsto ajustar sus boletas en dos tandas: un 15 por ciento en junio y un 10 por ciento en octubre, que al acumularse totalizará un 26,5 en 2013. Hoy se abrirá la discusión en Rosario, mañana en Rafaela y el jueves próximo en Santa Fe.

Los directores del ente, Alberto Muñoz y Juan Giani, ya habían adelantaron su posición (antes del dictamen) al considerar “extemporáneo” el aumento solicitado por Assa.

Para la cita prevista, a las 10, en la sede universitaria de Maipú 1065, la lista será de 64 oradores. Incluirá a particulares, ONGs, organizaciones sociales, diputados, concejales y funcionarios, entre otros.

La jornada promete un fuerte debate. Quien ya adelantó su intervención fue el ex intendente y concejal Héctor Cavallero (PPS).

“El último aumento se había justificado para hacer inversiones, pero fue una mentira. Además, crecieron las quejas de usuarios por falta de presión. Este problema se incrementará en verano hasta tanto se haga el acueducto del Gran Rosario y la nueva planta potabilizadora, pero los efectos se sufren en Nuevo Alberdi, Celedonio Escalada, Fisherton Norte, Godoy y Las Delicias”, resumió el edil. Luego propuso un lobby rosarino ante la Nación para financiar esas dos obras y las del Aliviador III (rama Sorrento y Grandoli).

Con la consigna “Inversión sí, aumento no”, el Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac) exigirá planes y proyectos de obras en materia de saneamiento.

“Vamos a la audiencia a reclamar lo que les corresponde a los usuarios, a ver si los funcionarios provinciales nos dicen qué van a hacer con el servicio y esperamos que la conclusión sea que aplicarán inversiones, más que aumentos”, dijo el titular de la ONG, Juan Marcos Aviano.

Posición oficial. Entre los casi 70 oradores anotados figura el gobierno provincial, Assa y el Sindicato Obras Sanitarias.

El gremio resumió su pensamiento en un párrafo: “Una empresa sin recursos no puede atender los reclamos básicos de los usuarios ni extender las prestaciones. No es posible prestar este servicio esencial sin recursos suficientes y su fuente principal son las tarifas”.

Por su parte, Ciancio fue categórico al defender cada unidad del 26,5 por ciento solicitado para este año.

“En las audiencias no sólo se escucharán las quejas sino la visión de las personas que no están en las 15 localidades concesionadas por Assa y que pagan el triple por el agua o, directamente, no tienen este servicio esencial. Existe 1,2 millón de santafesinos que aportan con sus impuestos para subsidiar parte de la tarifa de la empresa y no están servidos por la mismas”, sintetizó el ministro.

También hubo críticas del funcionario para los directores del Enress que adelantaron su negativa al aumento.

“Tomar posición con tinte político es enturbiar el ente, como también usarlo como caja de resonancia de ideas políticas”, replicó.

De lleno en las obras de saneamiento, Ciancio afirmó que “no es cierto que no se hayan concretado proyectos”.

“Ya comenzó el acueducto del gran Rosario y estamos remando solos porque ni siquiera podemos acceder al crédito kuwaití, cuando Ayssa (que presta servicios en Buenos Aires) recibe subsidios multimillonarios de la Nación, que encima le hace obras impresionantes”, reprochó el funcionario.

En cuanto al 26,5 por ciento exigido, el ministro tildó de “injusto” hablar de tarifazo, porque “se trata de una readecuación tarifaria en función de la inflación”.

“Con esta suba seguiríamos cubriendo el 75 por ciento de los costos de producir agua potable”, aclaró Ciancio.

En cuanto al incumplimiento de las metas propuestas para la colocación de medidores (se pactaron 20 mil para 2012 y 46 mil para 2013, pero instalaron 5.700 el año pasado), fue categórico: “La medición no le cambia la vida a nadie, no es relevante y es un tema que haremos en acuerdo con los municipios. Algunos creen que no lo hacemos porque piensan que pagarán menos, pero Barcelona consume 107 litros día por habitante y Rosario 500 litros diarios por usuario”.

Cuando La Capital le preguntó que esperaba escuchar hoy, Ciancio no dudó: “Habrá personas dentro de las organizaciones que se postularán como concejales, también opositores. Le piden a este gobierno esfuerzos que no les reclamaron a gestiones anteriores”.

Comentarios