¿Poder Judicial o Legislativo?

Jefe de fiscales se comprometió a reforzar el control e investigación filas adentro

Fue durante una reunión que mantuvo con legisladores provinciales, inquietos por las causas iniciadas a ex integrantes del MPA por complicidad con narcos. Sigue la disputa sobre qué poder debe juzgar a los fiscales


El Fiscal General de Santa Fe, Jorge Baclini, confirmó ayer ante un grupo de legisladores provinciales que se van a reforzar las estructuras de control sobre los fiscales santafesinos.

Lo hizo en la reunión ante la Comisión de Información y Seguimiento de las causas contra los ex-funcionarios del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Patricio Serjal y Gustavo Ponce Asahad, para evaluar medidas dentro de la justicia que ayuden a prevenir hechos de corrupción.

El jefe de todos los fiscales aseguró que el hecho por el que están procesados Serjal, Ponce Asahad y Nelson Ugolini ( empleado) “fue sorpresivo e inesperado” y consideró “muy difícil detectar este tipo de situaciones cuando están involucradas personas que están en niveles tan altos de la organización”, pero llamó a “ser autocríticos” dentro del organismo que conduce.

En ese marco, sostuvo que es “muy importante fortalecer la Auditoría General de Gestión porque es la dependencia que lleva a cabo todo lo que es la investigación del control de desempeño de los fiscales. Eso nos va a dar un estándar diferente al actual y permitirá monitorear las resoluciones de los fiscales”.

“Para nosotros -señaló- es muy importante a analizar con los legisladores la situación actual del Ministerio Público, la Auditoría, y el Organismo de Investigación, y pensar situaciones que ameriten un control específico porque nos va a permitir generar investigaciones diferentes a partir del personal que vamos capacitando”.

Baclini destacó la importancia de “establecer un adecuado control sobre el órgano” y aseguró que “en la provincia tenemos una cantidad de fiscales que tiende a ser satisfactoria, pero faltan empleados”.

El encuentro lo mantuvo con integrantes de la Cámara de Diputados poco días después que una Cámara de Apelación de la Justicia de Rosario tachara de inconstitucional la representación asumida por integrantes de ambas representaciones parlamentarias para controlar y juzgar el trabajo y comportamiento de los fiscales.

Entre sus considerandos, la sentencia justificó que se trataba de una invasión de poderes.

La presencia de Baclini y el compromiso asumido tiende a que sea la estructura judicial la que investigue y controle el accionar de sus miembros.

 

Comentarios