Tribunales de San Lorenzo

El líder narco Brandon Bay, acusado ahora del crimen de Rodrigo Gigena

El cabecilla de la banda Los Gorditos cumple condena en Coronda y ya le atribuyeron dos homicidios en Barrio Norte. Esta vez lo imputarán por instigar el ataque en donde asesinaron al sanlorencino en Clemente Albelo al 3600.


Brandon Bay, el cabecilla de la banda narcocriminal llamada Los Gorditos, sumará una nueva imputación. En una audiencia presencial que se celebrará este miércoles, le atribuirán la instigación de otro crimen en zona norte de San Lorenzo: aquel perpetrado contra Rodrigo Gigena en agosto de 2019.

El fiscal Matías Edery recolectó las pruebas suficientes para acusar a Brandon Bay y a otro integrante de la banda por el asesinato de Rodrigo, atacado a balazos la noche del 6 de agosto de 2019 cuando salía de su casa para comprar una gaseosa en el quiosco de enfrente, en la cuadra de Clemente Albelo al 3600.

Brandon, imputado por los crímenes de Gerardo “Pecho” Pérez y Brian “Runi” Sánchez en Barrio Norte de San Lorenzo, cumple condena de 10 años en la cárcel de Coronda por liderar una organización criminal dedicada a la venta de drogas a la que ya le atribuyeron delitos como abusos de armas, amenazas, usurpaciones, tentativas y homicidios, desde que sentaron base para imponerse en el territorio del barrio Tiro Suizo en zona sur de Rosario.

Según voceros judiciales, a Brandon Bay lo acusarán esta vez por instigar el ataque a tiros en donde acribillaron a Rodrigo Gigena, el sanlorencino de 26 años que murió el 9 de agosto de 2019 en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria. Tres días atrás había salido por el pasillo de su casa para comprar una gaseosa en el quiosco que sus padres tienen enfrente, cuando fue alcanzado por un disparo que le perforó el hígado y el pulmón. Los otros tiros impactaron contra la fachada de una casa lindera.

“Rodrigo no consumía nada. No fumaba ni bebía. La única adicción que tenía era la gaseosa. Una Pepsi con un alfajor de chocolate Fantoche”, aclaró Guadalupe, la viuda de Rodrigo.

Efectivamente, la línea investigativa más concreta de Fiscalía fue detrás de la hipótesis de que se trató de un crimen “por error”, como aseguraron desde un principio familiares de la víctima.

En agosto pasado, los papás de Rodrigo encabezaron una marcha por las calles de San Lorenzo a un año del crimen de su hijo. Esa tarde, entre lágrimas, Estela y Miguel Gigena confiaron lo último que les había dicho el fiscal Edery es que se había tratado de un “ataque por equivocación”.

Brandon Bay no será el único al que acusarán este miércoles en Tribunales de San Lorenzo. También imputarán a Juan Manuel “Pera” Á., otro integrante de la banda de Los Gorditos que permanece en prisión por los crímenes de Pecho y Runi en San Lorenzo, entre otros delitos.

En aquella extensa jornada de imputación, la acusación de los fiscales Edery, Aquiles Balbis y Luis Schiappa Pietra le atribuyó al Pera el rol de manejo de armas y vehículos de la organización; disposición de lugares en donde ocultar elementos y participación de hechos violentos en compañía de otro miembro de la organización apodado Capote.

En este caso, al Pera lo acusarán por haber sido uno de los autores del homicidio de Rodrigo Gigena. “Falta dar con otro de los atacantes”, deslizaron fuentes judiciales.

Comentarios