Hijo de tigre

El lujoso hobbie que Felipe Fort heredó de su padre

Uno de los herederos del empresario compartió en sus redes sociales uno de los gustos que se da durante su tiempo libre.


Felipe Fort parece haber heredado uno de los lujosos hobbies que tenía su padre Ricardo Fort. Mientras su hermana Martita se muestra con un perfil bajo y deja en evidencia su talento para lo artístico, su mellizo ostenta autos de alta gama en las redes sociales.

El pasado fin de semana el adolescente de 15 años estuvo recorriendo Madero Center y mostró su curiosa afición: los autos de colección. El joven se mostró sobre dos vehículos deportivos de la marca Ferrari, uno en color rojo y otro amarillo. Luego, compartió otras instantáneas de diversos modelos de la misma marca.

Una de las imágenes que Felipe Fort compartió arriba de un auto de lujo (Foto: Instagram @felipe_fort_).
Una de las imágenes que Felipe Fort compartió arriba de un auto de lujo (Foto: Instagram @felipe_fort_).

 

Felipe Fort parece haber heredado uno de los lujosos hobbies que tenía su padre Ricardo Fort. Mientras su hermana Martita se muestra con un perfil bajo y deja en evidencia su talento para lo artístico, su mellizo ostenta autos de alta gama en las redes sociales.

El pasado fin de semana el adolescente de 15 años estuvo recorriendo Madero Center y mostró su curiosa afición: los autos de colección. El joven se mostró sobre dos vehículos deportivos de la marca Ferrari, uno en color rojo y otro amarillo. Luego, compartió otras instantáneas de diversos modelos de la misma marca.

Meses atrás, se viralizó un video que compartió un familiar en sus redes sociales, donde se observaba a Felipe manejando un vehículo. Rápidamente, llegaron las criticas, ya que el joven estaba sin el cinturón de seguridad.

Además de no contar con las medidas obligatorias de seguridad, Felipe tiene 15 años. La edad mínima permitida para solicitar el registro de conducir es 17 años, tanto en Capital Federal como en provincia de Buenos Aires. En el video, se escucha al hermano de Marta, contarle a su primo John Fort, quien lo acompaña en el vehículo, que sabe manejar bien y es un “capo”.

Felipe y Martita, los herederos de Ricardo Fort, quedaron a cargo de Gustavo Martínez, quien había sido pareja del empresario. Desde ese momento, el hombre se convirtió en el pilar fundamental de los niños y no se separa de su lado.

Comentarios