Coronavirus

El novio de Barbie Simons padece una terrible infección y pelea contra la muerte

La comunicadora detalló todo lo que padece Maximiliano Klevelich, quien batalla contra el Covid. Se encuentra en terapia intensiva desde hace 14 días


Barbie Simons transita por semanas muy delicadas, un lapso de extrema complejidad y que la sume en un estadio emocional de angustia. La comunicadora se recuperó del coronavirus, pero su pareja Maximiliano Klevelich continúa en plena lucha contra la enfermedad.

El empresario del rubro automotor, que reside en Miami (con dos hijas de otra pareja) pero que vino a Argentina a visitar a su novia y a consultar a especialistas médicos por una intervención que tuvo en septiembre, se encuentra internado en terapia intensiva hace catorce días.

“Tiene una neumonía bilateral, una infección feroz que atacó sus pulmones. Estuvo 10 días sin pararse de la cama, literalmente”, develó Barbie.

La hija del recordado Leonardo Simons brindó una entrevista a Ciudad, en la que aportó muchos más detalles de la situación delicada.

En cuanto a los pasos de su novio, la comunicadora describió: “Maxi, mi novio, estuvo y está todavía delicado. Sigue en terapia intensiva, hace 14 días que está ahí. Él es paciente de riesgo y venía de una operación en septiembre por complicaciones que tuvo de algo que padece”.

Claro que esa afección previa fue, como el cruce sin sentido que le propinó Yanina Latorre, que la acusó sin conocimiento de causa. Respecto a esa condición, aseguró: “No corresponde que diga qué porque es algo íntimo de él. Esa fue la razón por la que viajé a Miami, y tan pronto le dieron el alta en Miami vino a Argentina para continuar con el tratamiento, hacerse estudios médicos”

A la hora de sumergirse en la delicadeza del estado de salud de su pareja, exteriorizó: “Está en terapia intensiva con una cánula de alto flujo que le suministra oxígeno, cosa que es imposible por sus propios medios. Tiene una neumonía bilateral, una infección feroz que atacó sus pulmones. Estuvo 10 días sin pararse de la cama, literalmente”.

Comentarios