Mala pata

El nuevo y angustiante drama que atraviesa Marixa Balli

La bailarina mantiene también su perfil empresarial en el rubro indumentarias. En agosto realizó una nueva apuesta y hoy la realidad le da una bofetada


Como si las pérdidas económicas provocadas por el parate de los más de cinco meses de cuarentena no hubieran sido suficientes, cuando en el mes de agosto Marixa Balli quiso volver a abrir su negocio de calzado e indumentaria de Flores se encontró con una situación que nunca hubiera podido imaginar.

Sucede que, mientras ella estaba impedida de ingresar a la galería de la calle Avellaneda dónde tiene una sucursal de la marca Xurama, se produjo la rotura de un caño en un departamento lindero, que terminó por inundar su local arruinando más de cuatrocientos pares de zapatos que tenía guardados en el depósito.

Lo peor del caso es que, aparentemente, el domicilio particular en el que se produjo la pérdida estaría intrusado. Y, por lo tanto, el dueño de inmueble no querría hacerse cargo del arreglo. Y los responsables de la galería tampoco podrían ingresar al lugar pasa solucionar el problema.

¿En definitiva? Hoy Marixa se encuentra impedida de volver a abrir el local que está cerrado desde el mes de marzo y por el que paga ciento cincuenta mil pesos de alquiler. Y, sin contar el lucro cesante, sus pérdidas ya serían millonarias.

Comentarios