El paro de amarradores se levantará por una conciliación obligatoria

Aunque le medida de fuerza seguía y fue confirmada este martes por la CGT San Lorenzo, en Buenos Aires el Ministerio de Trabajo ultimaba detalles para dictar la conciliación obligatoria y dejar sin efecto la medida.


El paro de los trabajadores marítimos comenzó en la medianoche del lunes y se realizaba para reclamar la implementación del COPA (Convenio Oleaginoso Portuario Agroexportador) 2013 en los haberes de los trabajadores. Dicho convenio, firmado y homologado en marzo de este año en el Ministerio de Trabajo de la Nación, elevó el haber de los trabajadores a $ 7250.

Mientras esta mañana Edgardo Quiroga, Secretario General de la CGT San Lorenzo, recordaba que “el año pasado, tras idéntica situación, las empresas y los trabajadores nos presentamos en la Cooperativa de Trabajadores Portuaria y ahí se formalizó el acuerdo a través del cual los amarradores cobraron el COPA 2012, hoy pretendemos lo mismo”.

Pero la medida de fuerza quedará sin efecto durante la tarde de este martes, puesto que “el Ministerio de Trabajo está ultimando detalles para redactar la conciliación obligatoria y de esa manera hacer que vuelva la normalidad a todo el complejo marítimo portuario”, confirmó en FM Vale Guillermo Wade, gerente de la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (CAPyM).

La medida de fuerza afectó la carga y descarga de los buques de la zona de Timbúes, San Martín y San Lorenzo, que estuvieron durante más de 36 horas sin poder amarrar o zarpar desde los puertos de estas localidades.

Sumando los buques que esperaban en cada puerto y los buques que quedaron en rada, esperando su turno, en pleno río, “unos 30 barcos están varados en la zona”. Cada demora representa un gasto de 20.000 dólares, o sea que el paro de amarradores le costó a los empresarios del sector unos 600.000 dólares.

Comentarios