Campaña de visibilización

El pedido de justicia por Carolina Díaz empieza a convertirse en clamor social

La imagen de la sanlorencina de 31 años, que murió el 22 marzo por graves quemaduras ocasionadas durante una discusión con su pareja, se multiplica en vidrieras de comercios de las localidades de San Lorenzo y Puerto San Martín.


El pedido de justicia por Carolina Díaz empieza a transformarse en un clamor social. El rostro de la sanlorencina de 31 años, que murió el 22 marzo por graves quemaduras ocasionadas durante una discusión con su pareja, se multiplica en vidrieras de comercios de las localidades de San Lorenzo y Puerto San Martín.

Durante la semana, familiares y amigos de Carolina participaron de la campaña de pagatina de afiches en locales comerciales, para mantener visible la causa mientras avanzan las medidas investigativas de la Fiscalía y de la querella.

Muchos comerciantes de San Lorenzo y Puerto aceptaron la propuesta y ofrecieron las vidrieras de sus locales para visibilizar la imagen de Carolina Díaz, quien peleó por su vida durante un mes después del trágico hecho ocurrido el 19 de febrero pasado en una casa de Islas Malvinas al 4200.

El martes 27 de este mes se realizará una nueva audiencia en la causa que investiga el crimen de Carolina. Fue solicitada por el fiscal Carlos Ortigoza, se denomina anticipo jurisdiccional de prueba y pedirán que pueda realizarse la declaración de los hijos de ella, que estaban en el lugar de los acontecimientos.

Luis Alberto G., el playero de estación de servicios acusado de provocarle graves quemaduras que le ocasionaron la muerte a su pareja Carolina Díaz, permanecerá preso hasta el próximo 10 de agosto cuando vuelva a revisarse su situación procesal.

De acuerdo a la investigación, en la casa de Islas Malvinas al 4200 se produjo una discusión: Carolina arrojó un plato al suelo y Luis procuró “ablandarla” haciéndole bromas y pidiéndole que la ayude a cargar combustible a las motos.

La acusación de Fiscalía refiere que Luis roció con combustible a Carolina para posteriormente iniciar un foco ígneo sobre el cuerpo de la mujer de 31 años.

Así le provocó a Carolina quemaduras de gravedad en mentón, cuello, tórax, abdomen, piernas, brazos y vías aéreas, que derivaron en su fallecimiento luego de 31 días de internación en terapia intensiva del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez de la ciudad de Rosario.

 

Comentarios