Testimonio en 1º persona

El periodista sanlorencino que estuvo al borde de la muerte por el Covid y “resucitó”

Permaneció días intubado y en coma farmacológico. Los médicos casi no tenían esperanzas, y una mañana abrió los ojos. Es el gran Waldino Jaime


Permaneció días enteros desconectado de la realidad, intubado y al borde de la muerte.

Se contagió de Covid-19 y los médicos ya casi no daban esperanzas, pero una mañana abrió los ojos y volvió en sí.

Se trata de Waldino Jaime, periodista sanlorencino y uno de los referentes históricos de esta profesión en el Cordón Industrial. Un gran comunicador social en cuyos pergaminos figuran haber sido uno de los primeros que participó en esa revolución que tuvo San Lorenzo con sus propios medios de comunicación. Fue cronista de esa gran experiencia que fue San Lorenzo TV Cable. Y también hizo radio en FM y gráfica.

Luego, tras el desmembramiento de Cablevisión San Lorenzo, fue a trabajar a Rosario, en esa misma empresa. Y en aquella ciudad hoy vive y trabaja.

Durante el último fin de semana de mayo, se manifestaron los primeros síntomas de la enfermedad. Tras el resultado positivo del test de coronavirus, se aisló y enfrentó el desarrollo del virus en su cuerpo.

“Tuve diarrea, dolor de cuerpo y de cabeza, agotamiento, todos los síntomas. Zafé porque decidí ir al Sanatorio Parque, porque la empresa de emergencias me dijo que me quedara tranquilo”, expresó Waldino al sitio rosario3.

“Me sedaron y me hicieron la traqueotomía, después estuve intubado y ahí fue cuando estuve muy, muy mal”, precisó.

“Entonces probaron con un método nuevo, experimental, que es la máquina Ecmo -funciona como un pulmón artificial que cumple con la tarea de oxigenación por fuera del cuerpo- y después de 7 días en ese proceso, me desconectan pensando que no había tantas opciones, pero dos días después me desperté y lo primero que veo fue un sol radiante y hermoso, una mañana espectacular. Miro para arriba y veo 10, 12 médicos, enfermeros, camilleros, todos empiezan a aplaudir, yo mucho no entendía porque para mí fue como una siesta. Pero no, había estado entre 15 ó 16 días en coma profundo”, manifestó.

Desde hace algunos días se encuentra internado en el Centro de Rehabilitación de San Jerónimo Sud, donde termina por recuperarse.

“Tengo una limitación en el movimiento de manos, brazos y piernas. Hoy por hoy estoy practicando cómo me tengo que parar y cómo tengo que caminar y son dos pasos fundamentales. No los puedo hacer por mí mismo, tengo que tener asistencia para eso”, agregó y consideró en ese sentido: “Quedan los miedos correspondientes a no poder respirar, a no encontrar una salida cuando tenés un broncoespasmo, son situaciones muy complejas hasta que te das cuenta que lo podés manejar con un buen estado de ánimo, con tu cabeza. Y desarrollando paciencia para superarlo”, concluyó.

Fuente: rosario3

Comentarios