El peronismo de San Lorenzo se enfrenta a una difícil e histórica decisión

Deberá ser árbitro en el posible ingreso de Soledad Chiodín al Concejo Municipal. Si lo niega dejará al cuerpo legislativo "desbalanceado y fuera de la ley de cupo femenino". En junio de este año ya se expidió sobre el tema.


El próximo miércoles 9 de diciembre asumirán en el Concejo de San Lorenzo cuatro nuevos ediles. Las elecciones generales fueron ganadas ampliamente por el Frente Progresista Cívico y Social, que logró retener sus tres bancas en juego.

Asumirán ese día Hernán Oré, Alfredo Alberdi y Luciana Resquín en reemplazo de los salientes Eduardo Ros, Mónica Rodríguez del Rey y Miguel Sotelo. La cuarta banca que se renueva es la que deja la concejal María Claudia Mariani y su reemplazo está en manos del peronismo. El primero de la lista es Alejandro Cabral y tercera en aquella boleta se ubicaba Soledad Chiodín.

En junio de este año el Concejo de San Lorenzo aprobó de manera unánime una declaración respecto a la integración del cuerpo. “Declárase el interés de este cuerpo legislativo el sostenimiento efectivo del cupo femenino al momento de la conformación del nuevo cuerpo tras las elecciones generales del mes de junio del corriente año”, avalaron los ediles en sesión ordinaria. Esa inquietud surgió desde el bloque oficialista y fue acompañada por la oposición.

Consultado por SL24, el concejal Eduardo Ros explicó que “aquella resolución unánime contó con el aval del Frente Progresista y de los frentes Santa Fe Para Todos (Mariani) y Para la Victoria (del concejal Reinaldo Díaz)”, y reiteró que el espíritu de ese escrito es “mantener la posibilidad que tiene la mujer de estar tanto en las listas previas a las elecciones como en la conformación del Concejo”.

Ros manifestó también que “el Frente Progresista , al ganar las tres bancas, está cumpliendo con el cupo femenino” y es por ello que “el peronismo será el que deba resolver la situación”. Es que el oficialismo quedará con dos ediles mujeres, la actual Mariana Cantoia y la ingresante Luciana Resquín, mientras que el PJ perderá la banca que tiene Mariani.

Así las cosas, Ros, de dilatada experiencia en el Concejo, dijo que “si no entra Soledad Chiodín al Concejo el cuerpo legislativo sanlorencino quedará desbalanceado y fuera de la ley”.

Esta verdadera encrucijada política a la que se enfrenta el peronismo sanlorencino se resolverá el próximo miércoles 9 de diciembre a las 10 de la mañana cuando la Comisión de Poderes del Concejo apruebe la asunción de los nuevos concejales. En ese acto se le dará el visto bueno a los diplomas de cada uno de los concejales y luego cada uno de ellos hará posesión de su banca.

 

Comentarios