El peronismo sanlorencino perdió casi 4 mil votos entre las PASO de abril y las generales del pasado domingo

El candidato opositor que encabezó la lista de concejales sumó 7.162 sufragios contra los más de 11.000 obtenido en las internas por todo el PJ, mientras que el radical sumó casi unos 5.000. Bruscaglia también perdió votos


De acuerdo a los números finales enviados al Tribunal Electoral (cifras que constan en los telegramas remitidos) el recuento del 100% de los votos en San Lorenzo no alteraron las posiciones que ocuparon los candidatos.

La última información oficial publicada indicaba que Leonardo Raimundo disponía de 15.485 sufragios (contabilizado el 96,26% de las mesas), pero según la totalidad del conteo, ese número trepa a los 16.133.

Su inmediato perseguidor, Hugo Bruscaglia, pasó de 6.799 a 7.082, y el resto de los candidatos, Graciela Picca de 1.690 a 1.749 y Miguel Sotelo, de 1.549 a 1.620.

También hubo cambios en las cifras de los candidatos que disputaron las concejalías, estirando la brecha entre unos y otros.

Sobre el total de votos computados, la lista del Frente Progresista. Cívico y Social que encabezó Hernán Ore, pasó de 10.723 a 11.228, mientras que la del Frente Justicialista para la Victoria, lo hizo de 6.863 a 7.162.

El resto de los candidatos pasaron de 2.513, para el Frente Renovador, a 2.603; de 2.098 del PRO, a 2,178; de 19.88 del Frente Social, a 2.062; y de 1.222 del Frente de Izquierda, a 1.271.

Sobre estos números finales, consta que el peronismo tuvo una gran fuga de votos, en especial, para las candidaturas a concejalías.

En efecto, en las internas de abril pasado, todo el peronismo sumó 11.015 votos, lo que lo posicionó con casi el 30% de las preferencias del electorado. Detrás, y muy lejos, quedó el oficialismo, que apenas reunión algo más de la mitad con 6.568 voluntades, esto es, el 17% del total.

Ayer, la población tuvo una conducta totalmente distinta y el Frente Progresista se alzó con un triunfo contundente que le permite ocupar, a partir del 10 de diciembre, tres de las cuatro bancas en juego.

Las cifras de la debacle del justicialismo vernáculo, son tan terminantes como letales.

Para la intendencia, Raimundo también mejoró sus números, pasando el Frente Progresista de 14.294 (12.822 obtuvo él solo en aquella ocasión) a los 16.133 aludidos.

Por su parte, Hugo Bruscaglia cedió terreno, pues de los 7.422 logrados por el Frente Justicialista (4.959 para él solo) pasó a hora a cosechar 7.082. Si bien para este cargo la merma no fue tan trágica como las concejalías, igual el partido, tras su figura, perdió caudal electoral.

Vale también citar que el 100% de los votos obtenidos por Armando Traferri fue de 12.124, contra los 11.739 registrados en la página oficial, siempre referidos al caudal en San Lorenzo.

 

Comentarios