El PRO aceptó la derrota y Miguel Del Sel dijo que no presentará recursos judiciales

"Vamos a aceptar la decisión del Tribunal Electoral para poner un punto final a esto y seguir adelante", aseguró el ex candidato a gobernador del PRO, mediante un comunicado de prensa


«Estamos muy orgullosos del equipo que hemos conformado. El PRO ha creció mucho en Santa Fe; asumirán en diciembre muchos intendentes, concejales, presidentes comunales y diputados provinciales. Y estoy muy feliz por este logro», señaló el referente del PRO en un comunicado difundido a los medios de prensa tras conocer el resultado final del recuento de votos, finalizado ayer.

«Peleamos contra un gobierno provincial muy fuerte, y peleamos también contra las intendencias de Rosario, Santa Fe, entre otras. El resultado nos llena de orgullo. Fue David contra Goliat, y terminamos cabeza a cabeza», agregó.

«Como era de esperar, el escrutinio provisorio concluyó en un escándalo público, que derivó en la salida de un importante funcionario del gobierno provincial. Teníamos la esperanza de que el proceso eleccionario en las generales no presente las mismas dudas que el provisorio, pero lamentablemente no fue así. Las cientos de irregularidades que fuimos descubriendo nos obligaron a exigir al Tribunal Electoral la apertura de todas las urnas. Creíamos, y aún lo creemos, que era la única manera de dar tranquilidad a los santafesinos, y legitimidad al vencedor. Pese a que el Tribunal manifestó que serían flexibles en el criterio de apertura de urnas, la realidad evidenció todo lo contrario. Las urnas correspondientes a ciudades favorables al socialismo se abrieron con mayor facilidad que en aquellas zonas que nos eran favorables».

Sin embargo, Del Sel también comunicó que ese resultado no será judicializado: «Luego de debatirlo con mi equipo hemos tomado la decisión de no judicializar la decisión del Tribunal Electoral. Vamos a aceptarla para poner un punto final a esto y seguir adelante».

Entre el cúmulo de irregularidades, expresó: «Tampoco se dejó votar a gran parte de la fuerza policial. Durante toda la campaña escuchamos hablar de dignificar a esa fuerza. No permitirles votar es, desde el vamos, no hacerlo. Santa Fe se ha vuelto tan paradójica que los presos pueden votar, pero los policías no».

«Le deseo a Miguel Lifschitz todo el éxito del mundo en esta nueva etapa que comienza. Tiene por delante la enorme labor de solucionar los problemas de los santafesinos. Luchar contra el narcotráfico, que ha tomado nuestras ciudades; combatir la inseguridad, que gana cada día más terreno; terminar con la falta de infraestructura básica, que tiene tristes a tantos miles de santafesinos», culminó.

Comentarios