Complejo Sojero

«El Sindicato Aceitero está peleando contra los campeones mundiales»

Así reflejó el gremio las discusiones que mantiene con sus patrones por reivindicaciones salariales. Insisten con que las agroexportadoras "usan a los trabajadores para apretar al gobierno"


Ayer, tras ocho horas de deliberaciones, representantes del sindicato aceitero y de las empresas del sector alcanzaron ningún acuerdo en las negociaciones salariales emprendidas, una vez más ayer, en sede del Ministerio de Trabajo de la Nación, en Buenos Aires.

Pablo Reguera, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) del departamento San Lorenzo, adelantó que tras lo acontecido ayer es un hecho que el paro de actividades iniciado la semana pasada continúe por tiempo indefinido.

para el sindicalista, la posición del empresariado tiene un sólo objetivo: utilizar a los trabajadores como «rehenes» para «apretar» al gobierno nacional por mejoras tributarias y financieras, tales como una nueva quita porcentual en las retenciones o un dólar a precio diferencial.

«Estamos peleando contra los campeones del mundo», señaló para graficar la situación por la que vienen atravesando en una de las más largas paritarias que el sector recuerdo, al menos en los últimos tiempos.

En concreto, el SOEA solicita un ajuste salarial de 10 por ciento, de octubre a diciembre, más otro 25 por ciento para iniciar el 2021. A ello se suma la definición del monto de la gratificación anual y el pago d eun bono extraordinario al que denominan «pandemia» y que se relaciona en un reconocimiento por «el compromiso asumido por los obreros» durante todo este tiempo de cuarentena.

Reguera, quien hoy hizo declaraciones en varias radios de la región, también tuvo un apartado con la actitud asumida por la cartera laboral durante todo este conflicto.

«No lo hemos visto nunca al ministro; es muy bueno pero para esta ocasión jamás estuvo presente mediando entre nosotros y ello». Toda una observación.

Por el momento no hay confirmada una posible nueva reunión entre las partes. Las diferencias entre unos y otros siguen siendo amplias y no se avizora una posible negociación que levente el paro y por ende se recupere la producción fabril y la actividad portuaria.

Comentarios