Juego Clandestino

Elvio Lomello:»Ella sólo era una empleada administrativa y no tiene nada que ver»

El hombre que fue allanado en la localidad de Puerto San Martín se mostró indignado con la justicia y los efectivos policiales de las TOE "no tenemos nada que ver con toda esta locura".


Efectivos de las TOE cuando detuvieron al fiscal Gustavo Ponce Asahad en Rosario

Elvio tiene 75 años y vivió toda su vida en la región, algunas de sus hazañas como cruzar los andes y/o unir la ciudad de Buenos Aires con Perú emulando la gesta libertadora del General San Martín le valieron para ser nombrado ciudadano ilustre de la histórica ciudad de San Lorenzo.

En el día de ayer un operativo de las Tropa de Operaciones Especiales de Santa Fe le tumbo la puerta de su departamento en la ciudad de Puerto San Martín en el marco de una investigación que tiene como arrepentido a un capitalista de juego clandestino quien habría tenido contacto con el Senador Traferri según consta en escuchas telefónicas. Lomello muy molesto brindo un reportaje en la radio 93.5 de Puerto San Martín asegurando que él ni su hija tienen nada que ver con esta investigación.

Lomello recibido en Perú

«Mi hija era una simple empleada administrativa, no tenemos nada que ver con esto, ella renunció para no tener problemas», aseguró Lomello «ella esta muy mal por todo esto». En relación a los allanamientos en su domicilio Lomello aseguró que realizará una denuncia contra los efectivos policiales que le rompieron la puerta y esposaron dentro de su departamento «da mucha bronca ver a estos negros de m…., tengo 75 años y me tiraron al piso me pusieron la rodilla en la espalda como si fuera un asesino, si preguntaban en cualquier lado quien es Elvio Lomello habrían sabido que me tenian que golpear la puerta y no tirarla abajo».

La megacausa

La causa por juego clandestino comenzó con la investigación a una banda de extorsionadores, por la que está detenido como líder el lugarteniente de Los Monos Maximiliano “Cachete” Díaz, dedicada cometer balaceras y amenazas para cobrar por “seguridad”.

La pesquisa comenzó el 11 de enero pasado con la balacera contra los balcones del Casino City Center que terminó con el asesinato del gerente de la sucursal del Banco Nación de Las Parejas, Enrique Encino. Al quedar detenido Cachete y parte de su banda se conocieron otros blancos de aprietes, entre ellos el empresario del juego legal y también sindicado en otras causa por el ilegal Leonardo Peiti, hasta que se presentó a finales de julio pasado y declaró como arrepentido.

En su declaración describió cómo le pagaba coimas al entonces fiscal Regional Serjal, a Ponce Asahad y Ugolini. Los tres están imputados por llevaron adelante un plan criminal donde cobraron al empresario arrepentido entre 4 y 5 mil dólares mensuales a cambio de brindarle información que lo ayudara a lograr impunidad.

Comentarios